Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com Finaliza la remodelación de la estación de Cuatro Caminos de Metro de Madrid

Operadores:  Noticia de actualidad


Se recupera el histórico tótem de hace 85 años

La estación de Metro de Cuatro Caminos ha recuperado el histórico tótem que marcaba el acceso para los usuarios a principios del siglo XX. La recreación del original, que desapareció hace más de 85 años, pone fin a las obras de modernización de la parada más profunda de la red, que tiene 45 metros desde la superficie.


Finaliza la remodelación de la estación de Cuatro Caminos de Metro de Madrid
 
 
 

(22/04/2022)  

La reforma de la estación de Metro de Cuatro Caminos ha finalizado con la instalación y apertura al público de la recreación del histórico tótem que tenía esta parada hace 85 años. Los trabajos de modernización de esta estación se han centrado en el vestíbulo principal y los pasillos de distribución de las líneas 1 y 2. En esta zona se han sustituido los revestimientos, las instalaciones y la tecnología obsoleta, localizados en los andenes, por otros materiales y equipamientos más actuales.

La renovación de los acabados y de las instalaciones ha implicado, a su vez, el aumento del número de interfonos para mejorar la comunicación de los usuarios con discapacidad y el personal de estación. Asimismo,  se ha corregido la megafonía y la cartelería digital, entre otras medidas. Otra de las actuaciones ha sido el cambiado los drenajes y saneamientos, con la instalación de nuevos sistemas de impermeabilización, y la  colocación de canalizaciones eléctricas más modernas. Aunque desde Metro de Madrid se anunció que estas obras finalizarían en junio, finalmente la fecha se ha adelantado a abril (ver noticia). Las obras que se han llevado a cabo en Cuatro Caminos forman parte del Plan de Modernización para mejorar 33 estaciones de la red, que tiene un presupuesto global de 89 millones de euros.

Recreación del totem original

Junto a las mejoras en el interior, Metro de Madrid ha incluido en esta reforma la recreación en el exterior del tótem original que había en esta parada.  Este elemento decorativo de más de seis metros de altura, indicaba el acceso al metro a principios del siglo XX, concretamente en la Avenida de la Reina Victoria. La estructura que se ha recuperado tiene 6,3 metros de altura, es forma rectangular y replica los colores originales, que eran el rojo y el  blanco. Además, se ha incluido el antiguo rombo del metro.

 

 

Una estación con historia

Esta emblemática parada tiene una media de dos  millones de usuarios mensuales. Se trata de una de las ocho estaciones del primer tramo inaugurado por Alfonso XIII, entre Sol Cuatro Caminos, el 17 de octubre de 1919. Dada su importancia histórica, Metro de Madrid ha decidido tematizarla y convertir este espacio en un homenaje a la trayectoria del suburbano y sus trabajadores. De ahí que, a la vez que se realizaban los trabajos de transformación, se haya aprovechado para instalar en las vías y pasos siete lienzos y dos pinturas que muestran la  evolución de esta red de transporte público. Uno de ellos ocupa el andén completo de la línea 2.