Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El plan incluye seis actuaciones, a ejecutar entre 2020 y principios de 2021

Adif y Adif Alta Velocidad están impulsando un ambicioso programa de obras en Cataluña previstas para el período 2020-2021, que representan una inversión de casi 280 millones de euros. Se trata de seis actuaciones, cuyos objetivos son avanzar en el desarrollo del Corredor Mediterráneo y de la futura estación intermodal de La Sagrera, así como aumentar de forma significativa la funcionalidad del servicio en el núcleo central de Rodalies de Barcelona (amplio reportaje en el próximo número de la edición impresa de ”Vía Libre”, nº 654, septiembre 2020).


Adif y Adif Alta Velocidad invertirán casi 280 millones en un plan de obras para mejorar la red en Cataluña
 
 
 

(20/07/2020)  

Entre las actuaciones más destacadas figura la implantación del ancho internacional entre Castellbisbal y Vila-seca, el traslado de las vías de la línea Barcelona-Mataró-Maçanet al interior de la estructura de la futura estación de La Sagrera, la nueva configuración del esquema de vías de Barcelona-Sants, a las que se suman la reconstrucción del puente del río Tordera, la protección ante temporales marítimos en la línea Barcelona-Mataró-Maçanet y la rehabilitación integral del túnel de Toses.

Estas obras están destinadas a mejorar la explotación ferroviaria, ofreciendo a los usuarios del ferrocarril mayores prestaciones de eficacia, eficiencia, disponibilidad y confort con infraestructuras e instalaciones más modernas, además de reducir los tiempos de viaje y abrir a Europa el transporte de mercancías por ferrocarril como motor de la dinamización socioeconómica del arco mediterráneo y su área de influencia.

La complejidad de las obras a ejecutar y la necesidad de actuar en infraestructuras en servicio, obligará a que se programen interrupciones totales y parciales del tráfico y restricciones de la capacidad operativa en diversas líneas y varias fases, por lo que Renfe ha establecido diferentes planes de transportes para garantizar la movilidad de los usuarios. Por su parte, se han habilitado itinerarios alternativos para los servicios de mercancías.

Traslado de las vías de la línea Barcelona-Mataró-Maçanet al interior de la futura estación de La Sagrera

El primer gran hito en el avance de las obras de construcción de la estación de La Sagrera será el traslado de las vías de la línea convencional Barcelona-Mataró-Maçanet al interior de la estructura de la futura terminal.

El inicio de las operaciones será el próximo 25 julio y, según la planificación vigente, los trenes circularán por el interior del nuevo tramo soterrado sin parada, a partir del próximo mes de noviembre.

El nuevo trazado tiene una longitud de casi 2 kilómetros, desde el triángulo ferroviario hasta la boca del túnel que da acceso a la estación de Barcelona-El Clot-Aragó. En el interior de la estructura, donde se está avanzando en el montaje de vía en placa de hormigón, se están construyendo las cuatro vías de esta línea, de las cuales dos serán generales y las otras dos de estacionamiento.

Adaptación al ancho estándar del tramo Castellbisbal – Martorell – Nudo de Vila-seca

Otra de las actuaciones relevantes de este programa es la adaptación del tramo Castellbisbal – Martorell – Nudo de Vila-seca al ancho estándar, una actuación fundamental que permitirá a España conectarse con la red europea ferroviaria por sus anchos de vía diferentes.

Entre los principales trabajos, que se desarrollarán entre finales de julio y mediados de noviembre, figura la ampliación del gálibo del túnel de Martorell, de 1.068 metros, la adecuación de sus condiciones de seguridad a la normativa vigente la adaptación de su estructura a las nuevas dimensiones verticales y horizontales interoperables a nivel europeo.

Además, se montará el tercer carril y hasta treinta aparatos de vía entre Martorell y el Nudo de Vila-seca y se acometerán otras actuaciones complementarias como la consolidación de dos terraplenes entre las estaciones de La Granada y Lavern-Subirats.

De forma simultánea se está trabajando en la rehabilitación del antiguo túnel de Castellbisbal, de 810 metros de longitud, actualmente sin servicio, para incorporarlo a la red de explotación y crear una tercera vía de circulación de 2.100 metros que conectará la estación de Castellbisbal y el viaducto del Llobregat, situado en las inmediaciones de Martorell.

Obras en Barcelona-Sants, imprescindibles para mejorar el servicio de cercanías

Desde el 1 de junio, y hasta finales de este año o principios de 2021, Adif está ejecutando, con una exhaustiva planificación por fases, las obras de infraestructura necesarias para adaptar el esquema de vías de estacionamiento de ancho convencional de la estación de Barcelona Sants, lo que permitirá disponer de cuatro vías para la parada de los trenes que acceden a la terminal por cada uno de los dos túneles de acceso.

El nuevo esquema de vías que se va a implantar en Sants será fundamental para la mejora del servicio, ya que permitirá optimizar y flexibilizar la capacidad de la infraestructura y de la explotación en el núcleo central de la red ferroviaria de Barcelona. (Amplia información sobre este proyecto, conocido como 4+4, en el número 653 correpondiente a julio-agosto, de la edición impresa de Vía Libre).

Reposición y protección de infraestructuras

Otras actuaciones destacadas son la reposición y protección de infraestructuras. En este sentido, Adif está avanzando en los trabajos de reconstrucción del puente sobre el río Tordera, en la línea convencional Barcelona-Mataró-Maçanet, cuya estructura se vio gravemente afectada por la borrasca Gloria del pasado mes de enero. La actuación consiste en la construcción de una nueva estructura de 221,3 metros de longitud, repartidos en cinco vanos.

El compromiso de Adif es restablecer el tráfico ferroviario entre Malgrat y Blanes a finales de año, plazo que se intentará recortar en la medida de lo posible, para lo que se están movilizando todos los recursos económicos, técnicos y humanos disponibles.

En la misma línea, se está avanzando en los trabajos de protección de la infraestructura ferroviaria en el tramo Mataró-Cabrera de Mar, de aproximadamente 2,2 kilómetros, para consolidar y reparar las protecciones de escollera existentes y paliar los efectos a la explotación generados por los temporales marítimos, dichos trabajos se acometen sin afectar de forma total o parcial a las circulaciones de la R1 y RG1 de Rodalies.

La conclusión de esta actuación, prevista entre finales de este año y principios de 2021, está considerada prioritaria por la reiteración de episodios con serio impacto tanto sobre la infraestructura como sobre las instalaciones motivados por el rebase del oleaje sobre las vías, en un punto en el que la traza discurre prácticamente junto al mar.

De este modo, se pretenden reparar los daños causados, minimizar dichas afectaciones y que las condiciones meteorológicas adversas no generen más efectos dañinos sobre la plataforma y las instalaciones ferroviarias en una zona muy sensible, asegurando una prestación del servicio en correctas condiciones.

Por último, se está trabajando en la actuación integral de modernización de la infraestructura en el túnel de Toses, en Girona), perteneciente a la línea convencional Barcelona-Puigcerdà. Esta actuación tiene como objetivo intervenir en la estructura de este túnel, situado entre Planoles y La Molina, mediante su rehabilitación para paliar los daños y patologías detectados en las diferentes inspecciones.

Para ello, hasta el 7 de febrero de 2021, se llevarán a cabo trabajos para la mejora del revestimiento actual, además de la mejora del drenaje longitudinal a ambos lados de la vía, con lo que se pretende garantizar la estabilidad, durabilidad y seguridad de la estructura, así como reducir las necesidades de mantenimiento y minimizar la probabilidad de incidencias

Afectaciones al servicio

La necesidad de actuar sobre infraestructuras en servicio y las propias características de los trabajos a ejecutar implicarán importantes afectaciones en el conjunto del servicio de Rodalies de Cataluña. Renfe y la Generalitat de Catalunya han trabajado para diseñar la mejor oferta posible que garantice la movilidad de los ciudadanos en este período.

Así, la ejecución de las obras en La Sagrera obligarán a circular en vía única en un tramo de 1,7 kilómetros aproximadamente en el trayecto Sant Adrià – Clot Aragó, limitación que comportará una reducción de la oferta de trenes de la línea R1 (los fines de semana del 25 y 26 de julio y del 6 al 8 de noviembre se interrumpirá la circulación de trenes entre Badalona y Clot-Aragó).

Por su parte, las obras del Corredor Mediterráneo generarán importantes afectaciones al servicio entre el 25 de julio y el 15 de noviembre, principalmente en la línea R4 y de forma indirecta en las circulaciones de las líneas R2 y R1 (tramo Molins de Rei – L’Hospitalet de Llobregat).

Así, se interrumpirá el tráfico entre Martorell y Sant Sadurní d’Anoia, estableciendo un servicio alternativo por carretera entre estas estaciones.

Otras actuaciones en la zona sur de la línea R4 provocarán la reducción del servicio a un tren por hora y sentido entre Sant Vicenç de Calders y Sant Sadurní d’Anoia.

Por otro lado, estas mismas obras provocan afectaciones en los trenes de la línea R1 con origen o destino Molins de Rei que durante el período de actuaciones iniciarán o finalizarán su recorrido en L’Hospitalet de Llobregat. Los viajeros dispondrán de los trenes de la línea R4 de Rodalies de Catalunya.

Finalmente, el obligado desvío de los trenes de mercancías por la línea Barcelona-Vilanova y la utilización del túnel del Gornal para encaminarse hasta Castellbisbal afectará a los servicios de la línea R2 con una disminución de su oferta ya que se reduce la capacidad de la infraestructura.

También a partir del 25 de julio y durante nueve fines de semana, las actuaciones a ejecutar en el entorno de la Bifurcación de Vila-seca afectarán al servicio de los trenes Regionales del corredor sur.

En cuanto a las obras del nuevo esquema de vías en Barcelona Sants, comportarán importantes afectaciones los fines de semana del 22 y 23 y del 29 y 30 de agosto. Durante estas afectaciones, los títulos de Rodalies serán válidos para realizar el transbordo en las estaciones de Metro.

De forma paralela, se mantiendrá el servicio alternativo por carretera entre Ribes de Freser y Puigcerdà por las obras del túnel de Toses, iniciadas el pasado 22 de junio y cuya previsión de finalización es el 7 de febrero de 2021.

Campaña de comunicación y atención al viajero

Para atender las necesidades de información de los viajeros, Renfe y la Generalitat de Catalunya reforzarán los equipos de atención al cliente y de seguridad en las estaciones afectadas a medida que se acerquen las fechas y se concreten los horarios de interrupción o limitación de la capacidad operativa.

Además, se utilizarán diferentes soportes de información —dípticos, carteles en trenes y estaciones, mensajes en megafonía de trenes y estaciones, máquinas autoventa, pantallas informativas, MUPIS en las principales estaciones de Barcelona, teléfonos de información, páginas web y redes sociales— para ofrecer información y la posibilidad de consulta a los viajeros sobre todas las modificaciones del servicio.