Operadores:  Noticia de actualidad


Según se deriva de las respuestas al cuestionario sobre movilidad del proyecto europeo Sprout para conocer los nuevos patrones de desplazamientos y las necesidades de los viajeros

Los usuarios de Metrovalencia y del Tram de Alicante consideran mayoritariamente que sería de utilidad que algunas estaciones de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) dispusieran de aparcabicis seguros (86 por ciento) y taquillas para poder recibir compras adquiridas por internet (73,2 por ciento). Estos datos se han obtenido a raíz de los resultados del cuestionario sobre movilidad del proyecto europeo Sprout que ha realizado FGV en junio sus explotaciones de Valencia y Alicante, con el objetivo de conocer los nuevos patrones de desplazamiento y las necesidades de los viajeros.


(13/07/2020) En dicha encuesta, realizada a través de las redes sociales, webs y App de ambas explotaciones de FGV, los usuarios han escogido sus estaciones preferidas para esta iniciativa. Así, en Metrovalencia, las estaciones en las que los viajeros preferirían que estuvieran los aparcabicis son Empalme, Xàtiva, Torrent Avinguda, L´Eliana y Bétera, mientras que optan por Colón, Empalme, Benimaclet, Patraix y Avinguda del Cid para recoger sus compras “online”.

En Tram, las estaciones en donde preferirían que estuvieran ubicados los aparcabicis son El Campello, Terra Mítica, San Vicent del Raspeig, Alqueries y Costa Blanca, mientras que optan por Luceros, Benidorm, Dénia, Lucentum y Costa Blanca para recoger sus productos adquiridos “online'.

Encuesta sobre movilidad del proyecto europeo Sprout

Estas opiniones se han recogido de la encuesta que FGV  lanzó en junio en redes sociales (twitter y facebook), webs y aplicación de Metrovalencia sobre movilidad del proyecto europeo Sprout (Sustainable Policy Response To Urban Mobility Transition) para conocer de primera mano los nuevos patrones de desplazamientos y las necesidades de los usuarios, así como la opinión de los viajeros en cuestiones de intermodalidad en el transporte público.

La encuesta ha obtenido 1.198 respuestas, el 81,8  por ciento en Valencia, el 17,4 por ciento de Alicante y el 0,8  por ciento de otra provincia. El 53,7 por ciento de los participantes en la misma son hombres y el 46,3  por ciento mujeres. El rango de edad más extendido ha sido entre 30 y 39 años, con el 21,9  por ciento de las respuestas, seguido del colectivo de entre 40 y 49 años, con el 21,8 por ciento, y el grupo de entre 50 y 59 años, con el 14,8 por ciento.

En cuanto a la ocupación, los trabajadores por cuenta ajena sumaron el 54 por ciento, los estudiantes el 20,7 y los desempleados el 10,5 por ciento.

Los usuarios de Metrovalencia, que en un 40,1 por ciento lo utilizan a diario en jornadas laborales, cogen el transporte público ferroviario autonómico para ir de su residencia al trabajo en un 45,9 por ciento de los casos y en un 39,4  por ciento por motivos de ocio y/o turismo. Hasta la estación de metro o tranvía se desplazan andando un 81,5 por ciento de los encuestados.

Los usuarios del Tram, por su parte, utilizan este modo de transporte dos o tres veces a la  semana en un 26,6 por ciento de los casos. Estos optan por el tranvía, tren-tram o tren convencional en un 54,4 por ciento por turismo u ocio y en un 33,7 por ciento para desplazarse desde su domicilio a su trabajo. Hasta la estación o parada se desplazan andando en un 79,3 por ciento de los casos.

Todas las personas que han realizado la encuesta y han comunicado su correo electrónico han participado en un sorteo de bonos de diez viajes de todas las zonas para cada una de las explotaciones.

Proyecto Sprout

FGV participa en el proyecto europeo Sprout, junto con el Ayuntamiento de Valencia, la Fundación Valenciaport y veintiséis integrantes más, entre los que se encuentran ciudades y regiones europeas y no europeas, organizaciones internacionales, autoridades de transporte urbano y operadores de carreteras, centros y redes de investigación y universidades.

El proyecto tiene como objetivo principal situar a las ciudades en el centro de la transición de la movilidad urbana, basándose en las soluciones a los problemas de movilidad urbana desarrolladas por cinco ciudades piloto europeas —Valencia, Padua, Kalisz, Budapest y Tel Aviv—, y una asiática, la china Ningbo.

De esta manera, partiendo de los cambios que se están produciendo en la movilidad urbana, el proyecto persigue evaluar el impacto tanto a nivel de sostenibilidad como de políticas, incentivar respuestas políticas innovadoras lideradas por las propias ciudades, identificar, rastrear y desplegar soluciones innovadoras de movilidad urbana y diseminar los resultados de las experiencias piloto a nivel local, regional, nacional y de la Unión Europea.