Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Los trabajos se realizarán por fases, se mantendrá en todo momento la circulación en vía doble, y se generará una estación provisional en el extremo de Tabakalera-Egia

Ayer arrancaron los primeros trabajos para la construcción de la nueva estación de alta velocidad de San Sebastián, consistentes en labores de topografía y en el vallado de una zona a ocupar. Atotxa se convertirá así en la primera de las tres terminales de la Y vasca que se construirán en las respectivas capitales, y su edificación corresponde al Gobierno Vasco, a raíz de la ampliación de la encomienda de ejecución del tramo de Guipúzcoa por parte del Ministerio de Fomento en 2017.


Arranca la construcción de la estación de alta velocidad de San Sebastián
 
 
 

(09/07/2020)  

La nueva estación de Atotxa se integra en la arquitectura actual de la estación del Norte y el entorno de Tabakalera, a la vez que impulsa la conexión entre diferentes medios de transporte: cercanías, alta velocidad y autobuses —pese a que la estación de autobuses funcionará de forma independiente, se mejora notablemente su conexión. El proyecto, firmado por el consorcio integrado por las empresas Eptisa Cinsa - Jon Montero, ofrece una respuesta integral a la movilidad y a los flujos peatonales entre los barrios donostiarras de Egia y Centro.

Las obras, que cuentan con un presupuesto de 80,4 millones de euros y un plazo de ejecución de 42 meses, garantizan el mantenimiento del servicio ferroviario en todo momento. Por ello, los trabajos se desarrollarán en diferentes fases de forma que siempre esté operativa una vía doble provisional que se desplazará sucesivamente de Oeste (lado Urumea) a Este (lado Egia) en función de las necesidades de la obra.

Primeros trabajos

En este sentido, los primeros trabajos que comenzaron ayer consisten en labores de topografía para la implantación de la obra, vallado de zonas a ocupar y preparación de las oficinas. Al desarrollarse la mayor parte de las obras en dominio ferroviario, las afecciones a los ciudadanos serán mínimas.

Una de ellas será el corte de la calle Mundaiz entre los números 18 y 24 para finales de julio, donde estaban las antiguas cocheras de autocares Díez y la antigua fábrica de jabones, para la preparación de la plataforma de vía para los desvíos ferroviarios. En esta zona habrá un punto de acceso a obra con cortes puntuales de un carril del paseo Federico García Lorca. Asimismo, se ocupará una superficie de 950 metros cuadrados para campamento de obra y acopios en la plaza de los Juzgados, junto a la plaza Teresa de Calcuta.

El próximo mes de noviembre comenzará la construcción de una pasarela peatonal provisional que comunicará el paseo de Francia, entre la estación actual y el hotel contiguo, con la urbanización de viviendas de la plaza Blas de Otero. Este paso elevado, que contará con ascensores para garantizar la accesibilidad, sustituirá al actual —situado en la parte trasera de la “Puerta de Brandeburgo”—, que será clausurado y demolido a partir de la primavera de 2021. El paso subterráneo de Egia, permanecerá abierto hasta que la nueva pasarela peatonal entre en funcionamiento, tras lo que se cerrará (en todo caso, no antes de la primavera de 2021).

Una vez desplazadas las vías hacia la terminal actual, en el lado de Tabakalera-Egia comenzará la construcción de una estación provisional, con acceso desde la plaza Nestor Basterretxea que permitirá acceder a los andenes provisionales. Parte de la nueva estación se aprovechará más tarde como vestíbulo inferior definitivo de la nueva terminal, que, con una superficie de 7.400 metros cuadrados, se situará bajo las nuevas vías. La cubierta, por su parte, generará una gran plaza de 5.700 metros cuadrados que conectará Tabakalera y el barrio de Egia con el centro de la ciudad y la estación de autobuses con la alta velocidad o los trenes de Cercanías.

Estación provisional en 2022

La puesta en servicio de la estación provisional está prevista para principios de 2022. Esta actuación permitirá liberar la zona Oeste y completar así la construcción del vestíbulo de la nueva estación, levantar los andenes definitivos y edificar por completo la plaza sobre las vías.

Al mismo tiempo se ampliará el edificio de la terminal actual con dos plantas adicionales y se restaurará la marquesina.

Los últimos pasos consistirán en los desmantelamientos de la estación y pasarela provisionales, y la finalización de la playa de vías definitiva.