Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El nuevo contrato incluye los acabados arquitectónicos de las estaciones de Guadalmedina y Atarazanas

La Junta de Andalucía ha autorizado la licitación del contrato de ejecución de las instalaciones y la arquitectura de estaciones los dos tramos del Metro de Málaga en ejecución, que discurren desde la estación El Perchel-María Zambrano hasta la estación de Atarazanas, con una longitud total de un kilómetro.


Autorizada una inversión de 33 millones para las instalaciones de los dos tramos pendientes del Metro de Málaga
 
Obras en el tramo Renfe-Guadalmedina.
 
 

(25/07/2019) La licitación, cuyo presupuesto base asciende a 33.692.748 euros, se publicará en breve en el perfil del contratante de la Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía, y comprende el suministro e implantación de los equipamientos y dispositivos imprescindibles para la electrificación, ventilación, comunicaciones, protección contra incendios y drenaje y bombeo de este trazado, entre otros elementos, más los acabados arquitectónicos de las estaciones de Guadalmedina y Atarazanas.

Este contrato, imprescindible para la explotación comercial, complementa a las obras en curso tanto en el tramo Renfe-Guadalmedina como en el de Guadalmedina-Atarazanas, En el caso de este último tramo los trabajos se circunscriben a la obra de infraestructura —túnel y estaciones—, urbanización y colocación de la vía, en el caso del segundo tramo, mientras que en el trazado entre Renfe-Guadalmedina, se trabaja en la licitación de superestructura de vía.

Conforme a la modificación del contrato de concesión de las líneas 1 y 2 del Metro de Málaga de julio de 2014, la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, a través de la Agencia de Obra Pública, asumía la contratación de las obras e instalaciones y sistemas de los dos tramos mencionados, que son los que se encuentran actualmente en avanzada ejecución de la infraestructura.

Estos dos tramos permitirán la continuidad del metro desde el Perchel-María Zambrano, donde confluyen las líneas 1 y 2 en servicio comercial, hasta el centro histórico de la capital, discurriendo bajo la avenida de América, Callejones del Perchel, avenida de la Aurora, plaza de Manuel Alcántara, donde se localiza la estación Guadalmedina, avenida de Andalucía, Puente de Tetuán y, finalmente, la Alameda Principal, en cuya confluencia con la calle Puerta del Mar se localizará la estación Atarazanas.

Actuaciones incluidas en el contrato

El nuevo contrato incluye, en el ámbito de la arquitectura de ambas estaciones, la instalación de las escaleras mecánicas y pedestres y de los ascensores, así como los revestimientos y terminaciones del interior de ambas terminales, mobiliario, equipamientos integrados y los accesos o edículos —la estación de Guadalmedina contará con tres bocas de metro y la de Atarazanas dispondrá de una.

En materia de instalaciones, de un lado, el adjudicatario tendrá que ejecutar todos los equipamientos relativos al suministro eléctrico y la electrificación, que permite el funcionamiento del metro y de todos sus dispositivos, los equipos para la ventilación tanto del túnel como de las estaciones, los detectores y equipos de extracción para la protección contra incendios, así como la red de drenaje y bombeo.

En el ámbito de sistemas de comunicaciones, el contratista tendrá que ejecutar la sala de control local de ambas estaciones para su conexión con el Puesto de Control Central, desde donde supervisa y gestiona en tiempo real la explotación del suburbano, la red de comunicaciones wifi y de radiofrecuencia digital, así como las máquinas de billetaje, líneas de tornos de validación, megafonía, teleindicadores, el circuito cerrado de video vigilancia, y el resto de sistemas auxiliares.