Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El tramo, cuyo trazado se proyecta por el municipio pontevedrés de Cerdedo, tiene 53,7 kilómetros de longitud, de los cuales más de un 75 por ciento discurren en túnel

Adif Alta Velocidad ha adjudicado al consorcio formado por las empresas Eptisa y Sondeos Peñarroya el estudio y seguimiento hidrogeológico de los túneles del tramo de alta velocidad entre Orense y Vigo (por Cerdedo), necesario para completar los trabajos de estudio y proyecto del tramo.


Adjudicado el estudio y seguimiento hidrogeológico de los túneles del tramo de alta velocidad Orense-Vigo
 
 
 

(04/07/2019)  

El contrato ha sido adjudicado por 1.305.196 euros y cuenta con un plazo de ejecución de 36 meses, duración estimada para un estudio hidrogeológico de estas características. Estos estudios son muy exhaustivos e incluyen diferentes fases: evaluación, investigación, trabajos de campo, planificación, cartografía geológica, sondeos, ensayos de laboratorio, redes de control y el seguimiento hidrogeológico durante al menos un ciclo hidrológico.

Los objetivos principales del mismo son caracterizar el medio hidrogeológico del entorno de los túneles y su interacción con la obra prevista, identificar y valorar las posibles afecciones hidrogeológicas, plantear y en caso necesario valorar medidas correctoras y paliativas, y planificar el seguimiento y control de la interacción entre las obras y el medio hidrogeológico, antes y durante las obras y durante la etapa inicial de servicio.

Línea de alta velocidad Orense-Vigo

El nuevo tramo de alta velocidad entre Orense y Vigo conectará, a través del municipio pontevedrés de Cerdedo, el Eje Atlántico de alta velocidad con el tramo Orense-Santiago de la línea de alta velocidad Madrid-Galicia, cruzando transversalmente la provincia de Pontevedra.

Con una longitud de 53,7 kilómetros, el nuevo tramo posibilita la conexión más directa entre Orense y Pontevedra/Vigo. La complicada orografía de la zona y la premisa de conseguir parámetros propios de la alta velocidad obligan a que más del 75 por ciento de su longitud discurra en túnel y aproximadamente el 10 por ciento, en viaducto.

La realización del estudio hidrogeológico permitirá avanzar en los trabajos para obtener la Declaración de Impacto Ambiental y completar el Estudio Informativo que definirá el trazado finalmente seleccionado.