Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Suponen en corte del tráfico en el tramo entre dicha estación y Atocha Cercanías durante los meses de julio y agosto

El pasado lunes, 1 de julio, comenzaron las obras de consolidación estructural de la estación de Méndez Álvaro, que presta servicio a las líneas C-1, C-5, C-7 y C-10 de Cercanías de Madrid. Con motivo de estos trabajos, el servicio entre las estaciones de Méndez Álvaro y Atocha Cercanías se ha interrumpido y permanecerá suspendido durante julio y agosto.


(04/07/2019)  

Las obras, adjudicadas por importe de 3.336.510 euros cuentan con un plazo de ejecución de cinco meses, si bien la circulación solo permanecerá interrumpida solo durante los dos meses de verano en la estación en superficie.

La estación de Méndez Álvaro, que funciona como intercambiador de transportes por su conexión con la línea 6 de Metro y la estación Sur de autobuses, se encuentra situada sobre un terraplén. Cuenta con andenes en superficie y una terminal subterránea por la que seguirán circulando los trenes de la línea C-5.

Principales actuaciones

Desde hace varios años se han observado diversas patologías en la estación, fundamentalmente en el nivel de las vías y andenes que discurren en superficie, causadas por el paso del tiempo y los movimientos del material de relleno del terraplén, deficiencias que se han ido resolviendo con actuaciones y reparaciones puntuales.

Con las obras actuales, que se incluyen en el Plan de Cercanías de Madrid (2018-2025), Adif pretende una actuación global que acabe con estas patologías y evite su repetición. El proyecto contempla todas las actuaciones necesarias para que las obras se puedan ejecutar con el menor perjuicio a los usuarios y al tráfico ferroviario.

Para poder llevar a cabo los trabajos de consolidación estructural, previamente se desmontará la catenaria, los circuitos de vía y se procederá al levantamiento de la vía y a la retirada del balasto. De igual forma, se desmontarán las instalaciones propias de la estación (teleindicadores, megafonía, mobiliario, etc.) y las marquesinas. Además, se demolerán los actuales andenes en superficie.

Posteriormente, se llevarán a cabo inyecciones de impregnación, que permiten rellenar las oquedades del terreno con materiales que facilitan disminuir la permeabilidad, aumentar la resistencia y la cohesión del terreno. De esta forma, se procederá al relleno del terreno bajo el andén y las vías, así como del terraplén asentado. Esta fase se desarrollará ininterrumpidamente, trabajando las veinticuatro horas del día, hasta el próximo 31 de agosto. 

Una vez acabados los trabajos de tratamiento del terreno, Adif repondrá todas las instalaciones desmontadas y se construirán nuevos andenes.

Durante los dos meses en los que va a permanecer cortada la circulación, Renfe ha establecido un plan alternativo de transporte.