Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Entre el 9 de julio y el 5 de octubre se ejecutarán actuaciones en un conjunto de puntos, para lo que se interrumpirá el tráfico en la línea

Adif llevará a cabo entre el 9 de julio y el inicio del servicio el 5 de octubre parte del conjunto de obras para avanzar en el desarrollo de las actuaciones previstas en el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, para lo cual es necesario la interrupción de los servicios en la misma durante dicho periodo. Para garantizar la movilidad de los usuarios, Renfe habilitará un servicio alternativo por carretera entre Zaragoza y Valencia, mientras que las circulaciones de mercancías se desviarán por rutas alternativas.


(24/06/2019) Los trabajos que se desarrollarán durante este periodo se centrarán en el tratamiento de cinco terraplenes y la consiguiente eliminación de limitaciones temporales de velocidad, la construcción de vías de apartado de 750 metros, la ejecución de un nuevo paso inferior en Teruel y la renovación de la superestructura de vía en diferentes puntos de la línea.

Con el objetivo de concentrar el mayor número de trabajos posible y así reducir el impacto en el tráfico ferroviario, Adif ha planificado una interrupción extraordinaria de la circulación de trenes entre la época estival y principios de otoño. Posteriormente continuarán los trabajos en banda de mantenimiento y, en su caso, se llevará a cabo algún corte extraordinario puntual.

A este respecto, se prevé reanudar el tráfico de cercanías de la línea C-5 en el trayecto Sagunto-Caudiel a partir del 15 de septiembre.

Renovación y adecuación de la infraestructura

Durante el mencionado periodo de interrupción del servicio, se llevarán a cabo operaciones de renovación y adecuación de diferentes elementos entre Teruel y Sagunto, para aumentar los parámetros geométricos y optimizar las condiciones de seguridad, eficiencia y fiabilidad de la infraestructura y superestructura.

Entre éstas destaca la sustitución de losas de carril por losas de hormigón armado en estructuras de luz inferior a tres metros situadas entre Sagunto y Caudiel, en el ámbito del núcleo de Cercanías. También se instalarán nuevas traviesas de hormigón polivalentes, se sustituirá el carril por otro de mejores prestaciones, se llevará a cabo la mejora de la capa de balasto y otros tratamientos para mejorar la estabilidad transversal de la vía, y se adecuarán sus parámetros geométricos con maquinaria pesada.

De forma paralela, se realizarán tratamientos en trincheras para reducir la probabilidad de desprendimientos, y se ejecutarán nuevas cunetas y drenajes, así como la mejora de pasillos, barandillas y muretes guardabalasto en diferentes puentes.

Tratamiento de terraplenes

Asimismo, se llevarán a cabo obras para el tratamiento y acondicionamiento de terraplenes en cinco puntos diferentes de la línea, en el trayecto entre Caminreal y Arañales de Muel, lo que permitirá la supresión, de forma progresiva, de cuatro Limitaciones Temporales de Velocidad (LTV) existentes en este trayecto.

Los tres primeros están situados en la provincia de Teruel, concretamente entre los kilómetros 11,700 y 12,200 (Navarrete del Río); 17,100 y 17,300, y 18,800 y 20,200 (los dos entre Lechago y Cuencabuena).

Los otros dos están ubicados en la provincia de Zaragoza, en concreto entre los kilómetros 86,200 y 86,400 y entre el 87,700 y el 88,000, ambos entre Longares y Arañales de Muel.

Las principales operaciones técnicas consistirán en la renovación total o parcial de la estructura de los materiales, la ejecución de refuerzos con pilotes y sistemas drenantes y la colocación de geomallas de protección, entre otras.

Además, se prevé un ligero desplazamiento de la vía en una longitud de 180 metros, entre los kilómetros 20,000 y 20,180, entre Lechago y Cuencabuena.

Creación de nuevas vías de apartado

Uno de los principales ejes que establece el Plan Director para potenciar el tráfico de mercancías es la construcción de vías de apartado para permitir el estacionamiento de trenes de 750 metros de longitud.

A este respecto, se ampliarán las vías de apartado en las estaciones de Estivella-Albalat, Navajas, Barracas, Puebla de Valverde, Teruel, Ferreruela y Cariñena, en las que también se llevará a cabo el montaje de vía.

Concretamente, en Estivella se prolongará la vía 3 por ambas cabeceras y se ampliarán los pasos inferiores; en Navajas, se ejecutará la explanación de la nueva vía de apartado; mientras que en Barracas y La Puebla de Valverde y Teruel se realizará la prolongación de la vía 3 de la cabecera lado Sagunto. Además, en la estación de Barracas se ejecutarán muros de contención para la vía de apartado.

Nuevo paso inferior en Teruel

Otra de las obras contempladas, en consonancia con los acuerdos alcanzados con el Ayuntamiento de Teruel, será la ejecución del nuevo paso inferior a la salida de la estación de la capital turolense, lado Sagunto.

El nuevo paso tendrá una tipología de marco de hormigón armado de 6,5 metros de gálibo vertical y 9 de gálibo horizontal, dos carriles de circulación y una acera más arcén de 2,5 metros para el paso de peatones. Esta nueva estructura sustituirá al paso existente, garantizando una permeabilidad más segura para los ciudadanos.

Plan alternativo de transporte

Para garantizar la movilidad de los viajeros, Renfe ha programado un servicio alternativo por carretera en el trayecto Zaragoza – Teruel – Valencia.

La nueva programación combinará servicios directos en las principales estaciones con medios alternativos mediante microbuses en aquellas estaciones con mayor complejidad en su acceso. Además, en algunas poblaciones se modificará el punto de recogida y bajada de viajeros. Estas medidas complementarias se adoptan para minimizar la afectación en el tiempo de viaje.

Renfe y Adif informarán de forma permanente de la modificación del servicio a través del personal de atención e información, megafonía de trenes y estaciones, SMS, el teléfono 912 320 320, redes sociales (Twitter y Facebook), las webs de Renfe y Adif y las respectivas apps.

Por su parte, los tráficos de mercancías se desviarán por rutas alternativas.

Plan Director de modernización y mantenimiento

Estas actuaciones se enmarcan en el Plan Director de modernización y mantenimiento de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, que se está ejecutando para potenciar su competitividad como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, cuya inclusión en el Corredor Mediterráneo europeo fue aprobada en abril pasado.

Con un horizonte temporal de ejecución hasta 2022/2023 y una inversión inicial global prevista de 386,6 millones de euros, el plan director tiene como objetivo mejorar de forma significativa el estado de la infraestructura actual para seguir impulsando la línea, especialmente para el tráfico de mercancías. En este sentido, el plan se orienta a facilitar las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico, de gran importancia al discurrir por territorios que representan el 21 por ciento del PIB del Estado.

Una vez completado todo el Plan Director, la línea dispondrá de mayor capacidad; se incrementará la velocidad máxima de circulación y, en consecuencia, se reducirán de forma sustancial los tiempos de viaje, tanto para los viajeros como para las mercancías, mejorará la competitividad de los servicios de carga, se podrán incorporar trenes eléctricos, se ofrecerán mejores parámetros de fiabilidad y confort, se reducirá la probabilidad de incidencias y la línea será plenamente interoperable con los corredores Atlántico y Mediterráneo.

Actuaciones finalizadas y en ejecución

Hasta el momento, se han realizado o se encuentran en ejecución obras adjudicadas por valor global de más de 64 millones de euros para desarrollar actuaciones de mejora de la infraestructura y de la capacidad y prestaciones de la línea, como la supresión de ocho limitaciones temporales de velocidad, la instalación del sistema tren-tierra, la renovación de once estructuras para el aumento de la capacidad portante a 22,5 toneladas por eje, o la adaptación de estaciones a la circulación de trenes de mercancías de 750 metros. Asimismo, se han adjudicado contratos de suministro de materiales para la ejecución de obras por importe conjunto de 30,8 millones de euros.

Mediante las actuaciones ejecutadas hasta el momento, se ha aumentado la disponibilidad de la infraestructura al permitir circulaciones las veinticuatro horas y se han reducido los tiempos de viaje del orden de tres horas para los tráficos de mercancías, incrementando los surcos hasta casi treinta trenes semanales, y de veintrés minutos para los servicios de viajeros.

Además, se ha homogeneizado la carga máxima de las circulaciones de mercancías, mejorando su competitividad, ya que el aumento de la capacidad portante permite que un tren transporte un 12,5 por ciento más de carga.

Por otro lado, Adif trabaja en la futura electrificación de la línea, que supondrá una inversión aproximada superior a los 200 millones de euros. Así, se encuentran en fase de redacción los proyectos de catenaria en todo el recorrido de la línea, así como los relativos a subestaciones y centros de autotransformación asociados, telemando de energía y línea de alta tensión en el tramo Teruel-Zaragoza. Asimismo, próximamente se licitarán las obras de subestaciones y centros de autotransformación asociados, telemando de energía y línea de alta tensión en las áreas de Cariñena y Villafranca.

También se encuentra en fase de contratación la redacción de los proyectos de ampliación del gálibo en túneles y pasos superiores de la línea, una actuación necesaria para la electrificación de la infraestructura.

Finalmente, se encuentra redactado el proyecto de implantación del Bloqueo Automático en toda la línea, cuya implantación supondrá una notable mejora en la gestión del tráfico al aportar mayor fiabilidad. La instalación de este sistema está valorada en unos 31,5 millones de euros.