Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Enmarcada en el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto

Adif ha adjudicado el contrato de redacción del proyecto constructivo y ejecución de la obra de adaptación del tramo Sagunto-Teruel, dentro de la Línea Sagunto-Bifurcación de Teruel, para la circulación de trenes de 750 metros.


Adjudicación para la adaptación del tramo Sagunto-Teruel para trenes de 750 metros
 
 
 

(29/05/2019)  

El contrato, adjudicado a Enclavamientos y Señalización Ferroviaria Enyse por importe de 7,81 millones de euros y con un plazo de ejecución de dieciocho meses, se engloba en el desarrollo de las actuaciones previstas en el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto e incluye la redacción del proyecto constructivo y la ejecución de las obras de instalaciones de señalización y telecomunicaciones.

Esta actuación, que se llevará a cabo en paralelo a la adecuación de estaciones para la construcción de apartaderos de 750 m de longitud, comprende la conversión del apeadero de Navajas en estación, con la instalación de un nuevo enclavamiento electrónico y los equipamientos asociados, la adecuación de los sistemas de gestión del tráfico en Estivella-Albalat, Barracas, Teruel y La Puebla de Valverde, el tendido de una nuevas redes de cableado y la adaptación del Control de Tráfico Centralizado (CTC) a las nuevas instalaciones y las pruebas previas a su puesta en servicio.

Plan Director

El Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto, con un horiz nte temporal de ejecución hasta 2022/2023, prevé una inversión global de 386,6 millones de euros y potenciará este tramo del Corredor Cantábrico-Mediterráneo, especialmente para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias y con centros logísticos en este eje ferroviario estratégico.

Una vez completadas las actuaciones, la línea dispondrá de mayor capacidad incrementará la velocidad de circulación y reducirá los tiempos de viaje haciendo más competitivos los servicios de carga.

Asimismo, favorecerá la eficiencia en el transporte, la incorporación de trenes eléctricos, mejores parámetros de seguridad, fiabilidad y confort, la reducción de las incidencias y su interoperabilidad con los corredores Atlántico y Mediterráneo.