Internacional:  Noticia de actualidad


La propuesta conlleva un replanteamiento de la operación actual de los servicios ferroviarios

Virgin Trains ha propuesto un modelo de explotación para viajes en tren de larga distancia, semejante al de una aerolínea. La propuesta que aspira a estimular la inversión privada en el sector a largo plazo, busca mejorar la experiencia de viaje y reducir las tarifas para generar un aumento de demanda y una mayor rentabilidad.


Virgin Trains propone un modelo de explotación aéreo para el ferrocarril británico
 
 
 

(30/04/2019) La propuesta analiza la estructura del sector y el modelo actua de prestación de los servicios ferroviarios y  hace recomendaciones para una reforma que priorice los intereses de los usuarios y los contribuyentes. Virgin Trains apuesta por una mayor competencia entre las empresas mediante una explotación de los servicios ferroviarios de larga distancia que funcionase con principios similares a los aéreos, lo que incluiría la venta de "slots", un mayor desarrollo de las estaciones y la creación de un único regulador independiente.

El modelo de franquicia sería reemplazado por otro en el cual los operadores de larga distancia pujarían en una subasta por paquetes de rutas que serían de titularidad indefinida, lo que permitiría a múltiples operadores atender a los mercados de larga distancia y aumentar la calidad de los servicios al cliente.

Reservas

Además, Virgin Trains propone que el precio del billete esté determinado por la demanda, de forma que, a medida que el servicio sea requerido por más usuarios, su precio suba. Virgin propone un precio único para cada hora concreta en función de esa demanda, sin otra distinción. 

Respecto a las reservas los usuarios tendrían que viajar con reserva de asiento y podrían cambiarse para otro tren si hubiera disponibilidad. Virgin ha propuesto que este modelo podría ya ensayarse en los nuevos servicios de la futura línea de alta velocidad HS2.