Infraestructuras:  Noticia de actualidad


En el Corredor Cantábrico-Mediterráneo, los trabajos afectan a las estaciones de Estivella, Teruel, Ferreruela y Cariñena y la inversión supera los 7 millones de euros

Adif ha adjudicado a Contratas y Ventas, Convensa, un nuevo contrato de obras del proyecto constructivo para la adaptación de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto del Corredor Cantábrico-Mediterráneo a la circulación de trenes de mercancías de 750 metros de longitud. El contrato cuenta con un importe de 7.057.338 euros y un plazo de ejecución de diez meses.


Adjudicada la adaptación de cuatro estaciones de la línea Sagunto-Teruel-Zaragoza a trenes de mercancías de 750 metros
 
Estación de Teruel.
 
 

(02/04/2019) La actuación contempla la prolongación de vías de apartado para el estacionamiento de trenes de 750 metros de longitud en las estaciones de Estivella (vía 3 por ambas cabeceras), Teruel (vía 3 por la cabecera lado Sagunto), Ferreruela (vía 5 por la cabecera lado Sagunto) y Cariñena (vía 7 por la cabecera lado Sagunto).

Para ejecutar la prolongación de las vías de apartado será necesaria la construcción de plataforma nueva. Además, se renovarán distintos tramos con la mejora de la superestructura actual de vía, la sustitución de traviesas y carril y la aportación de nueva capa de balasto. Asimismo, los cambios en el ancho de la plataforma y la cota de rasante comportarán la construcción de nuevos muros en las estaciones de Estivella y Teruel.

Paralelamente, se actuará en diferentes estructuras de las estaciones de Estivella, Cariñena y Ferreruela mediante trabajos de ampliación y demolición para su posterior reposición. También se llevará a cabo la reposición de las servidumbres y servicios afectados por las obras.

Respecto a la superestructura de vía para la nueva plataforma y la renovación de los distintos tramos, el proyecto contempla la instalación de aparatos de vía, traviesas monobloque polivalentes, carril de 60 kg/m y balasto.

Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto 2017-2022

Este proyecto se enmarca en las actuaciones incluidas en el Plan Director de la línea Zaragoza-Teruel-Sagunto 2017-2022 y se suma a las ya ejecutadas por Adif, como la instalación del sistema tren-tierra en la línea o la eliminación de limitaciones temporales de velocidad. En este sentido, actualmente se están ejecutando las obras en once estructuras de la línea para el aumento de la capacidad portante hasta 22,5 t por eje.

Este Plan Director, con un horizonte temporal de ejecución hasta 2022/2023, representa una inversión global inicial estimada de más de 386 millones de euros y tiene como objetivo la mejora del estado de la infraestructura actual para seguir potenciando la competitividad de esta línea como eje estratégico del Corredor Cantábrico-Mediterráneo para el tráfico de mercancías, facilitando las conexiones ferroportuarias.