Material:  Noticia de actualidad


Formarán con los coches Tren hotel remodelados un mínimo de trece composiciones de la nueva serie 107

El Consejo de Administración de Renfe lanzó ayer un concurso que incluye la adquisición de hasta cuarenta locomotoras de alta velocidad y ancho variable que constituirán la tracción para la nueva serie 107 de la operadora, y el mantenimiento de esos nuevos trenes, por un importe global de 295 millones de euros.


Renfe comprará hasta cuarenta locomotoras bitensión, de alta velocidad y ancho variable
 
 
 

(05/03/2019)  

La cabezas motrices, cuyo plazo de entrega es de veinticuatro meses, formarán la nueva serie 107 de trenes de alta velocidad con las composiciones de coches Tren hotel serie 7 de Talgo actualmente en transformación. Incialmente la licitación prevé el suministro y mantenimiento integral de veintiséis cabezas motrices y su integración con las composiciones de coches transformados, para formar trenes de alta velocidad, de ancho variable y bitensión, 3.000 y 25.000 voltios, para una velocidad máxima de 330 km/h. El contrato incluirá la opción de adquisición de hasta catorce locomotoras adicionales.

La licitación también incluye el mantenimiento integral de las trece composiciones que formarán las nuevas cabezas motrices con los coches transformados, y una opción para las seis composiciones adicionales que se formarían de ejecutarse la opción de locomotoras adicionales.  

El mantenimiento de locomotoras y composiciones abarcará el periodo de garantía y se realizará a través de una sociedad mixta que formarán los adjudicatarios de cada lote con Renfe Fabricación y Mantenimiento, con participaciones del 51 y el 49 por ciento, respectivamente.

Serie 107

La nueva serie 107, estará formada por las composiciones de las nuevas cabezas motrices que resulten de esta licitación y los 156 coches producto de la transformación de los Tren hotel serie 7 de Talgo, adjudicada en febrero de 2018 (ver noticia). Este contrato inclye una opción para transformar 72 coches adicionales.

Las composiciones que resulten serán capaces de circular a una velocidad máxima de 330 km/h, tanto por vías de ancho estándar como de ancho ibérico, aprovechando la coexistencia en los mismos corredores de vías de ambos tipos.