Internacional:  Noticia de actualidad


La propuesta garantizará la validez de las autorizaciones de seguridad en relación con la ferroviaria durante un período limitado de tres meses

Ante la posibilidad de que el Reino Unido deje la Unión Europea el próximo 30 de marzo sin acuerdo, la Comisión Europea ha adoptado una propuesta para ayudar a mitigar el impacto significativo que tal escenario tendría.(Ver texto de la propuesta)

 


Medida de contingencia de la Comisión Europea sobre la seguridad ferroviaria en caso de un Brexit sin acuerdo
 
 
 

(19/02/2019) La propuesta garantizará la validez de las autorizaciones de seguridad en relación con partes de la infraestructura ferroviaria durante un período limitado de tres meses para permitir la implementación de soluciones a largo plazo en línea con la legislación de la Unión Europea. En concreto, en lo que respecta al Eurotúnel, la medida estará condicionada a que el Reino Unido mantenga estándares de seguridad idénticos a los requisitos de la UE.

La Comisión Europea señala en su comunicado que, con esta medida, se garantizará la protección de los viajeros, la seguridad de los ciudadanos y se evitarán interrupciones importantes de las operaciones ferroviarias transfronterizas y los servicios de transporte tras la retirada del Reino Unido de la UE.

Además de esta propuesta, Bruselas recuerda que es esencial que las empresas interesadas y las autoridades nacionales sigan tomando todas las medidas necesarias para cumplir con las normas de la Unión Europea sobre licencias de maquinistas, acceso al mercado, así como certificados de seguridad y autorizaciones requeridas para operar en la UE.

Las empresas británicas interesadas pueden subsanar el efecto que sobre los certificados, autorizaciones y licencias tendrá la retirada del Reino Unido de la Unión Europea mediante diversas medidas, en particular mediante su establecimiento en un Estado miembro y mediante la obtención de las correspondientes autorizaciones, certificados y licencias allí.

No obstante, sería necesaria la negociación y firma de acuerdos bilaterales entre los estados miembros de la UE interesados y el Reino Unido, para abordar los problemas relacionados directamente con las operaciones transfronterizas ferroviarias para garantizar su continuidad después de la fecha de retirada  y, por lo tanto, mitigar las interrupciones en la Unión.