Infraestructuras:  Noticia de actualidad


En la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura el tramo tiene una longitud de 6,4 kilómetros

Adif Alta Velocidad ha realizado las pruebas de carga en los cuatro viaductos situados en el tramo Arroyo de la Charca-Grimaldo, de 6,4 kilómetros de longitud, perteneciente a la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura a su paso por la provincia de Cáceres. Las pruebas en los viaductos del Arroyo del Perbetano, Arroyo del Judío, Viña de los Frailes y Arroyo del Rivero, que suman una longitud total de 945 metros, han concluido de manera satisfactoria.


(13/03/2018) Las pruebas han consistido en la ubicación de distintas configuraciones de cargas sobre los cuatro viaductos antes de su puesta en servicio, con el objetivo de confirmar que la construcción se ha llevado a cabo de forma satisfactoria. El ensayo también ha servido para verificar que el comportamiento estructural se corresponde con el previsto.

Para la realización de las pruebas de carga de los diferentes viaductos se han determinado un total de 44 puntos de control a medir, para lo que se han requerido nueve camiones de cuarenta toneladas cada uno, agrupados en tres hileras y separados entre sí a unas distancia de escasos centímetros.

Las hileras de camiones se han dispuesto de modo que las configuraciones de carga fuesen simétricas respecto del eje del tablero, con el fin de representar los estados de carga significativos para el uso futuro de los viaductos.

Adicionalmente se han efectuado varias pasadas de un solo camión a distintas velocidades, sobre los viaductos, con un peso de veintiséis toneladas, para comprobar su comportamiento ante cargas dinámicas y determinar que a altas velocidades, como las que sucederán con el paso de los trenes, no se producen fenómenos vibratorios reseñables.

Tramo Arroyo de la Charca-Grimaldo

El tramo, de 6.407 metros de longitud, discurre por los términos municipales de Malpartida de Plasencia, Mirabel y Cañaveral, en la provincia de Cáceres.

Las actuaciones responden a la ejecución de una plataforma ferroviaria de catorce metros de anchura para vía doble adecuada para dar servicio a una línea de alta velocidad, con un radio mínimo de 7.250 metros y una pendiente máxima de dieciocho milésimas.

Los elementos más destacados del tramo son los cuatro viaductos isostáticos ya mencionados. También se construyen dos pasos inferiores para reponer sendos caminos interceptados por la traza, así como un paso superior con el mismo fin.

Pasa salvar otros cauces interceptados por el trazado se diseñan un total de ocho obras de Drenaje. (cinco in situ y tres prefabricadas), adaptándose todas ellas como pasos de fauna que, junto con los viaductos, garantizarán la permeabilidad faunística de todo el tramo.

La obra se encuentra ejecutada al 90 por ciento: la plataforma ya está construida a falta de subbalasto y canaleta de comunicaciones. En el caso de los viaductos, resta por ejecutar su impermeabilización una vez realizada la prueba de carga. Otras actuaciones pendientes son los caminos de servicio adyacentes a la plataforma y el cerramiento del tramo, así como diversas actuaciones medioambientales como son las hidrosiembras y plantaciones. La finalización del tramo está prevista para mediados del presente año.

Características técnicas de los viaductos

Los cuatro viaductos del tramo tienen la misma tipología, de vanos isostáticos ejecutados con vigas prefabricadas de 35 metros de longitud en la parte central y de 34,30 metros en los situados junto a los estribos.

Los cuatro viaductos del tramo sobre los que se han verificado estas pruebas suman una longitud total de 945 metros, repartidos de la siguiente forma: el viaducto sobre el Arroyo del Perbetano cuenta con 175 metros de longitud y cinco vanos; el que discurre sobre el Arroyo del Judío, 140 metros y cuatro vanos; el viaducto de Viña de los Frailes, de 280 metros, dispone de ocho vanos y el viaducto sobre el Arroyo del Rivero, de 350 metros, se distribuye en diez vanos.

El ancho de los tableros de los viaductos es de catorce metros, apto para disponer doble vía electrificada con un intereje de 4,7 metros, disponiéndose juntas en los extremos de los vanos de aproximadamente diez centímetros

La sección transversal del tablero se resuelve con dos vigas tipo artesa prefabricadas pretensadas, separadas 6,3 metros entre ejes, sobre las que se sitúa una losa de hormigón armado. Las vigas son de canto constante 2,6 metros y se apoyan en sus extremos sin continuidad estructural entre vanos.

La altura máxima de las pilas varía entre 20,1 y 25,22 metros y tienen una anchura total de 6,1 metros, siendo la dimensión máxima longitudinal de la pila 4,1 metros, y un capitel de ocho metros de ancho en coronación por 4,5 metros de ancho.

Tramo de las pruebas de carga. Edición Via Libre