Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El contrato salió a licitación en junio por 24,75 millones de euros y su adjudicación está prevista antes de finales de año

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha recibido un total de once ofertas de empresas interesadas en el concurso de obras para la terminación del tramo Renfe - Guadalmedina del Metro de Málaga. El importe base de licitación, asciende a 24,75 millones de euros (IVA excluido), para unos trabajos que tienen un plazo de ejecución de veintidós meses desde la formalización del contrato, que se prevé antes de fin de año.


Once ofertas para ejecutar las obras de terminación del tramo Renfe-Guadalmedina de Metro de Málaga
 
 
 

(27/07/2017) En total son veintitrés  las empresas que han concurrido al concurso, algunas de ellas agrupadas en consorcios: UTE Dragados / Otero / Maygar; UTE Vías / Geotecnia / Hormacesa; Aldesa Construcciones, SA; UTE Ogensa / Guamar / Martín Casillas; UTE Acciona / Sando; UTE Prinur / Sacyr; UTE San José Constructora / UC10; UTE Heliopol / Insersa; UTE OHL / Eiffage; UTE Azvi / Ferrovial, y FCC Construcción, SA.

El contrato, que salió a licitación en junio por 24,75 millones de euros, pasa ahora a una fase de evaluación de ofertas y se prevé que sea adjudicado antes de fin de año

Este concurso incluye tanto las unidades pendientes de ejecutar del anterior contrato –ya resuelto con el Grupo Ortiz–, como el proyecto modificado aprobado por la Agencia de Obra Pública en junio de 2016 para dar cobertura a varias circunstancias sobrevenidas durante la ejecución de las obras, como la terminación de las intervenciones arqueológicas asociadas a la obra civil.

El nivel de ejecución de esta obra, antes de su suspensión en septiembre de 2015, hace algo menos de dos años, alcanzaba el 65 por ciento, incluyendo ya en dicho porcentaje el proyecto modificado. Igualmente, las actuaciones de intervención arqueológica y apeo de la muralla Nazarí descubierta durante las excavaciones en Callejones del Perchel, arrojaban un nivel de terminación del 72 por ciento, que ahora se completarán en el marco del nuevo contrato.

De forma paralela a este concurso de obra, también se ha sacado a licitación pública la asistencia técnica, por importe de 1,2 millones de euros. Con idéntico plazo de ejecución  –veintidós meses–, este contrato de acompañamiento a la dirección de obras, que ha recibido un total de quince ofertas, supone una garantía en el cumplimiento de los parámetros de calidad, seguridad y eficiencia en la ejecución de las obras.

Mantenimiento y vigilancia del tramo

Por otra parte, la Agencia de Obra Pública ha sacado a licitación pública, por importe de 60.000 euros y una duración de cinco meses, un contrato puente de mantenimiento, vigilancia y limpieza del tramo Renfe – Guadalmedina hasta que haya un nuevo contratista que se ocupe de las obras. Se trata de mantener en condiciones el tramo paralizado, mientras se evalúan las ofertas, se adjudica el concurso y se firma el nuevo contrato de obras.

A este concurso se han presentado un total de tres ofertas. La empresa adjudicataria se encargará de las labores de limpieza, mantenimiento y vigilancia tanto en el túnel, como en los recintos de obras en superficie. A partir de la firma del contrato de obras con un nuevo adjudicatario, será la empresa constructora la que realice estas tareas de limpieza y vigilancia.

Características del tramo

El tramo Renfe–Guadalmedina cuenta con 713 metros de longitud lineal y una estación, denominada Guadalmedina, localizada en la Plaza Manuel Alcántara, y se desarrolla íntegramente en subterráneo.

Su principal complejidad, al margen de los hallazgos arqueológicos de la muralla Nazarí, catalogada como Bien de Interés Cultural (BIC), reside en que en su trazado confluyen las dos líneas del Metro de Málaga, por lo que la estación de Guadalmedina consta de tres niveles de profundidad: el primer nivel acoge el vestíbulo y los niveles -2 y -3 albergan los andenes y vías de ambas líneas, con el mismo diseño que el Intercambiador de El Perchel, que posibilita el trasbordo de usuarios entre las dos líneas en un mismo nivel.

El tramo Renfe–Guadalmedina da continuidad a las líneas 1 y 2 en servicio, y entronca con la prolongación del metro hasta el centro histórico en las Atarazanas y, en la zona norte hasta el Hospital Civil, completando la red pactada en 2013.

Tramo de obras