Operadores:  Noticia de actualidad


El objetivo es actuar de forma más coordinada y eficaz entre todos los operadores

Indra, en colaboración con dos grupos de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid, está llevando a cabo el proyecto europeo Harmony, un estudio con piloto en Madrid para desarrollar nuevas tecnologías de información del transporte y la movilidad.


Proyecto piloto en Madrid de nuevas tecnologías de información del transporte y la movilidad
 
 
 

(27/07/2017)  

En el proyecto, junto con Indra participan el Grupo de Aplicación de Telecomunicaciones Visuales y el Centro de Investigación del Transporte de la UPM y cuenta con el apoyo de Grupo Interbús y la Dirección General de Tráfico.

Harmony, con un presupuesto de 1,3 millones de euros y una duración de tres años, forma parte del programa Connecting Europe Facility (CEF), el mayor plan de inversión de la Comisión Europea para el desarrollo de infraestructuras de transporte, que en España coordina el Ministerio de Fomento.

El proyecto aplica los estándares europeos actuales y las últimas tecnologías para armonizar, intercambiar e integrar en tiempo real los datos del transporte público, los datos e información sobre el tráfico en la red de carreteras, así como los procedentes de otras entidades involucradas en las múltiples facetas del transporte.

Procedimiento único

Se pretende avanzar hacia un único procedimiento permanente y suficientemente estandarizado de intercambio de información entre los diferentes centros de control, que actualmente no existe, para actuar de forma más coordinada y eficaz, especialmente en el caso de incidencia.

A partir de ello se podrían desarrollar nuevos servicios de información multimodal que beneficien a operadores y usuarios del transporte y contribuyan a mejorar la gestión de la movilidad, la información disponible en tiempo real y el uso combinado de los diferentes medios de transporte.

Piloto con Interbús y DGT

El piloto del proyecto se está desarrollando en la zona norte de Madrid, donde ya se prueban algunos servicios desarrollados gracias a la participación de diferentes organismos que intervienen en la gestión de la movilidad madrileña.

La primera fase que ha contado con la participación de Grupo Interbús, que gestiona buena parte de la red de transporte de la zona metropolitana de Madrid, está permitiendo  disponer de datos estáticos y en tiempo real en formatos estándar como Siri -protocolo para el intercambio de información en tiempo real sobre vehículos y servicios de transporte público- y Datex -modelo para el intercambio de información entre los centros de gestión de tráfico.

Además, al integrar la información de Interbús en la solución de gestión de tráfico de Indra, se puede localizar gráficamente en un mapa la posición de los autobuses en las diferentes carreteras madrileñas.

Segunda fase

En una segunda fase, la Dirección General de Tráfico se incorporará al piloto para validar el intercambio de datos en tiempo real y de manera estandarizada entre esta entidad, que gestiona algunas de las principales carreteras de Madrid, y el Grupo Interbús.

Además, el piloto contempla ofrecer nuevos servicios para los ciudadanos, como alertas o un planificador de rutas multimodal, en una tercera etapa. A partir de los resultados obtenidos, el proyecto Harmony analizará el impacto real que pueden tener estas aplicaciones y servicios tanto en las condiciones del transporte, como en la gestión de los operadores o la satisfacción de los usuarios.

Red de transporte transeuropea

La Comisión Europea impulsa la generalización en Europa de los servicios de información multimodal, para lo que es necesario estandarizar los datos generados por los diferentes operadores y Sistemas Inteligentes de Transporte.

Entre los objetivos de Harmony está también generar y promover las normas para este tipo de sistemas aplicados al tráfico y al transporte multimodal en el entorno urbano, proporcionar las directrices para extender el despliegue de las tecnologías y servicios probados a otras infraestructuras de transporte europeas y generar nuevos modelos de negocio, que tengan en cuenta la reducción de los costes externos del transporte, en términos energéticos y medioambientales.