Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El prestigioso galardón se otorga anualmente por la International Bridge Conference (IBC) en reconocimiento a un logro sobresaliente en esta materia

Adif Alta Velocidad ha conseguido por el viaducto de Almonte (Cáceres), perteneciente a la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura, la prestigiosa medalla Gustav Lindenthal, que otorga anualmente la International Bridge Conference (IBC) en reconocimiento a un logro sobresaliente en materia de ingeniería de puentes en el que, además, quede demostrada la innovación técnica y material, así como la participación positiva de la comunidad, el mérito estético y la armonía con el medio ambiente. Su vano central, tipo arco, de 384 metros de longitud, convertirán al de Almonte en el viaducto de mayor luz del mundo en su tipología de puente arco para uso ferroviario.


El viaducto de Almonte, premiado con la medalla internacional Gustav Lindenthal en ingeniería de puentes
 
 
 

(30/03/2017) El viaducto construido sobre el río Almonte, está situado en el subtramo embalse de Alcántara-Garrovilla de la línea de alta velocidad Madrid-Extremadura. El galardón será entregado el próximo 6 de junio durante la celebración del congreso de IBC, en Maryland (Estados Unidos).

La singularidad del viaducto reside en la construcción de un vano central, tipo arco, de 384 metros de longitud. Con una altura de aproximadamente cien metros sobre el nivel medio del embalse de Alcántara, el de Almonte se convertirá cuando entre en servicio en el viaducto de mayor luz del mundo en su tipología de puente arco para uso ferroviario.

Hasta el momento, el récord mundial de luz de arco en un viaducto de hormigón para el transporte ferroviario lo ostentaba el viaducto de Froschgrundsee, en Alemania, con 270 metros de luz.

Características técnicas

El viaducto sobre el río Almonte se localiza dentro del subtramo Embalse de Alcántara-Garrovillas, de 6,3 kilómetros de longitud, que discurre por los municipios cacereños de Garrovillas de Alconétar y Santiago del Campo. Este subtramo, que se encuentra en fase de obras, fue adjudicado por importe de 96.483.157 euros.

El viaducto, cuyas pruebas de carga se realizaron con éxito el pasado mes de diciembre, tiene una longitud de 996 metros y cuenta con un vano central de tipo arco de 384 metros con una altura sobre el nivel medio del embalse de Alcántara en el entorno de los cien metros.

El arco está formado por una sección octogonal hueca, tipo cajón de canto variable, en sus 210 metros centrales, bifurcándose a continuación en dos pies por cada orilla, hasta plantar la estructura sobre sus arranques separados diecinueve metros para dotarlo de la estabilidad necesaria. Así, el gran arco no es una estructura clásica de configuración plana, sino un arco apoyado sobre cuatro verdaderas patas, en cuatro puntos convenientemente separados entre sí, a fin de hacer frente al empuje del viento y a los fenómenos dinámicos originados por el paso de los trenes de alta velocidad.

El tablero permite alojar la plataforma de la doble vía de alta velocidad, así como otros elementos necesarios para el funcionamiento de la línea de ferrocarril. El ancho inferior del cajón es de seis metros, que coincide precisamente con el tamaño del arco en su clave, para que la unión se realice de forma limpia. Además, el tablero está dotado de voladizos laterales que completan la anchura total de la sección hasta los catorce metros.

Imagen retrospectiva de la ejecución del primer vano.

Proceso constructivo

La construcción del arco se ha realizado por voladizos sucesivos. Estos voladizos se atirantan inicialmente desde las pilas de hormigón ubicadas en los arranques del arco y, después, desde dos torres de atirantamiento provisional de acero situadas sobre dichas pilas. Cada pila y cada torre se retienen desde las cimentaciones de las pilas próximas, que precisan de anclajes provisionales al terreno.

La construcción del tablero se ha realizado por medio de sendas cimbras autoportantes que se desplazan desde ambos estribos. Estas autocimbras consisten en una estructura metálica que apoya sobre las pilas y el tablero ya construido y del cual cuelgan los encofrados, y permiten la ejecución de vanos completos de hasta 45 metros de longitud.

Viaducto sobre el río Tajo

Además, Adif Alta Velocidad está construyendo en la misma línea de alta velocidad otro viaducto que salva el río Tajo, situado en las proximidades del anterior.

El viaducto sobre el río Tajo pasará a ocupar el segundo puesto en la relación al disponer de un arco de luz de 324 metros, una muestra más de la capacidad técnica de las empresas españolas de construcción e ingeniería, que les ha permitido situarse entre las principales compañías en el ámbito internacional en sus respectivos sectores.