Operadores:  Noticia de actualidad


El “Plan A” incluye treinta medidas para reducir la contaminación y los gases de efecto invernadero

El Ayuntamiento de Madrid ha presentado su Plan de Calidad del Aire y Cambio Climático, llamado “Plan A de Madrid” que planta acciones frente a la contaminación atmosférica, las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático.


(15/03/2017)  

El plan que se aprobará próximamente, incluye treinta medidas en torno a cuatro ejes: movilidad sostenible, gestión urbana baja en emisiones, adaptación al cambio climático, y sensibilización ciudadana y colaboración con otras administraciones.

El Plan A cuenta con un presupuesto para el periodo 2017-2020 de 543,9 millones de euros. La partida para actuaciones del parque móvil y la ordenación de sectores clave con alto impacto en la calidad del aire dispondrá de 330 millones de euros. Las actuaciones en la red viaria y el espacio público dirigidas a reducir la intensidad del tráfico privado y promover modos de transporte sostenible están dotadas con 154 millones de euros.

La implementación de las medidas permitirá una significativa reducción a corto plazo de emisiones de óxidos de nitrógeno, fundamentalmente derivadas del tráfico rodado, que se ha estimado en aproximadamente el 15 por ciento para 2020,

Movilidad sostenible

Para combatir la contaminación atmosférica, se plantean diversas medidas de reducción de la intensidad de tráfico privado motorizado, con actuaciones sobre la red viaria y el espacio público para la promoción de los modos peatonal y ciclista y del transporte público.

Así, se limitará el tráfico en el distrito Centro, se reformarán las vías de acceso al centro de la ciudad se reducirá la velocidad en la M-30 y las vías de acceso a 70 km/h, se crearán más aparcamientos disuasorios y plataformas reservadas de autobuses y se ampliará la red ciclista.

También se fomentarán las tecnologías de bajas emisiones, con el impulso de la movilidad eléctrica y actuaciones sobre las emisiones de flotas estratégicas (autobuses, taxis, flotas de servicios municipales) y distribución urbana de mercancías. El plan también contempla medidas sobre vehículos privados motorizados, con incentivos fiscales, restricción gradual de acceso, aparcamiento y circulación a los vehículos más contaminantes.

En la primera fase del plan 2018-2020, se aplicarán incentivos a tecnologías limpias y se impulsarán modos de transporte sostenibles. En la segunda se aplicarán progresivamente medidas de restricción en accesos, aparcamientos y circulación. Los vehículos sin distintivo ambiental no podrán aparcar en el interior de la M-30 en 2020 y a partir de 2025 se limitará su circulación por el término municipal.

Incentivos y ayudas

Entre los incentivos para promover el cambio hacia una movilidad más sostenible, se contempla la reducción en el impuesto de circulación y el acceso libre a los vehículos eléctricos en el Área Central Cero Emisiones, además de la gratuidad del aparcamiento en la zona regulada ya vigente.

En la misma línea, se mantendrá la circulación libre en los episodios de alta contaminación para vehículos eléctricos y poco contaminantes. Por otra parte, se bonificará el transporte público durante un tiempo al dar de baja un vehículo sin distintivo ambiental. También habrá facilidades horarias y descuentos en la tarjeta comercial e industrial para los vehículos de distribución urbana de mercancías menos contaminantes.

Actuaciones en 2017

Ya este año se incrementarán las subvenciones para la renovación de taxis hasta 1,5 millones, se adquirirán 268 nuevos autobuses para la EMT, 235 de gas natural, quince eléctricos estándar y dieciocho minibuses eléctricos y se implantará una línea de inducción 100 por cien eléctrica.

Además se crearán treinta kilómetros de itinerarios ciclistas, se finalizarán los proyectos de los aparcamientos disuasorios, y se adquirirán nuevas bicicletas para la ampliación del servicio de alquiler, con más de veinte nuevas estaciones.