Operadores:  Noticia de actualidad


Las obras de rehabilitación en curso han puesto al descubierto el revestimiento de baldosa biselada de la nave de andenes, que se saneará y restaurará, al igual que los tres tragaluces del vestíbulo principal

La retirada de los falsos techos de la estación de Paseo de Gracia de la línea 3 de Metro de Barcelona, en el marco de las obras de rehabilitación integral que ejecuta Transportes Metropolitanos de Barcelona, TMB, ha sacado a la luz perspectivas y elementos de la arquitectura original de la estación, una de las cuatro que formaban la red primitiva del metro barcelonés, inaugurada en 1924.


La estación de Paseo de Gracia de Metro de Barcelona recuperará la bóveda y otros elementos originales de 1924
 
Bóveda original de la estación de Paseo de Gracia, que será restaurada.
 
 

(13/03/2017) Las obras de rehabilitación, que se iniciaron el pasado mes de noviembre y se encuentran aproximadamente en el primer tercio del calendario previsto de ejecución, han permitido el hallazgo de diversos elementos arquitectónicos de la estación primitiva que las reformas posteriores habían ocultado y que TMB recuperará y pondrá de relieve.

Así, la retirada del falso techo y los revestimientos verticales de la nave de andenes permitirán recuperar la perspectiva completa de la bóveda, revestida de azulejo blanco biselado, típico de muchos metros construidos a principios del siglo XX.

Para ello, será necesario sanear y en algunos casos restaurar las baldosas de cerámica que cubren la parte antigua de la estación, un proceso laborioso que se repetirá en el techo del vestíbulo principal con los tres lucernarios enmarcados con azulejos azules que dejaban entrar la luz natural el subsuelo. Una de las tres claraboyas ya había sido descubierta y restaurada provisionalmente con motivo de unas obras anteriores de mejora de la accesibilidad.

Principales actuaciones

Además de recuperar al máximo posible los elementos originales, los principales trabajos que se desarrollan en la estación de Paseo de Gracia son los siguientes:

- Redistribución de espacios en los dos vestíbulos, con la construcción de un nuevo centro de control de la estación en el principal y el traslado del local comercial en el secundario.

- Reconfiguración de pasillos interiores, de forma que el acceso del lado de la casa Batlló comunique directamente con el vestíbulo principal.

- Nuevos revestimientos de paredes y suelo, en granito, excepto en la zona de los bancos de los andenes, en la que se utilizará baldosa blanca biselada, a imitación de la antigua.

- Renovación de los accesos propios de Metro: escaleras de piedra y barandillas

- Nueva instalación eléctrica y alumbrado

- Sustitución de las dos líneas de peaje de torniquetes por pasos de puertas deslizantes, incluyendo un paso para personas de movilidad reducida en cada

- Elevación del nivel de los andenes para reducir la distancia con los estribos de los trenes y facilitar la entrada y salida de los viajeros

- Nuevos bancos de piedra artificial en los andenes

La duración prevista de las obras es de diez meses y suponen una inversión de 2,67 millones de euros. Los trabajos, en gran parte nocturnos, son compatibles en todo momento con la prestación del servicio, si bien se aplican restricciones temporales en accesos y otros espacios.

Una de las cuatro estaciones primigenias

La estación de Paseo de Gracia, anteriormente denominada Aragón, es una de las cuatro más antiguas del Metro de Barcelona, ya que fue inaugurada el 30 de diciembre de 1924 dentro del tramo Cataluña - Lesseps, embrión de la actual línea 3. La empresa del Gran Metro la construyó bajo el Paseo de Gracia, entre las calles Consell de Cent y de Aragón, a 12,5 metros de profundidad, con dos andenes de setenta metros de longitud, un vestíbulo situado sobre la vuelta y dos accesos.

En 1932 la misma empresa cambió la estructura de la estación para añadir un andén central, donde se podía hacer el transbordo entre los ramales de Correos y Ramblas del Gran Metro, y una escalera mecánica procedente del desmantelamiento de la Exposición Universal de 1929.

Esta configuración se mantuvo hasta 1972, cuando la estación fue modernizada a fondo en el contexto de la conversión del ramal de Correos en la línea 4. En esta reforma se prolongó la nave de andenes unos veinte metros, para habilitarla para trenes quíntuples, se suprimió el andén central, se rehicieron los andenes laterales, se construyó un segundo vestíbulo junto a Consejo de Ciento -desde donde se enlaza con la L4 desde el 1973- y se redecoraron todos los espacios.

Con posterioridad, en 2009, la Generalitat hizo mejoras sustanciales en la accesibilidad, con la instalación de ascensores entre los dos andenes y el vestíbulo principal, mejoras que culminaron en 2014 con la supresión de barreras entre el nivel de calle y el del vestíbulo a través del ascensor situado en el ámbito la estación de Cercanías.

Imagen de la estación primitiva, inaugurada en diciembre de 1924. (Archivo TMB)