Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Comienza ahora la segunda fase de las obras, con diferentes actuaciones, entre las que destacan el desmontaje de la estación provisional y la urbanización del entorno, entre otras

Ayer, 5 de marzo, entró en servicio la nueva estación de Loyola de Metro de Donostialdea. Para su puesta en marcha fue necesario suspender temporalmente el servicio ferroviario entre las 23.10 horas del sábado, 4 de marzo, y las 15.00 horas del domingo 5, por lo que los trenes de Euskotren no comenzaron a circular por las nuevas instalaciones hasta la tarde.


Ayer entró en servicio la nueva estación de Loyola de Metro de Donostialdea
 
 
 

(06/03/2017) La apertura de la estación, que constituye el final de la primera fase de los trabajos en el área, supone una evidente mejora del servicio ferroviario, tanto por la duplicación de la vía como por la modernidad de las nuevas instalaciones.

La nueva estación está formada por un vestíbulo que, a través de escaleras y ascensores, da acceso a sendos andenes laterales de 120 metros de longitud. La principal peculiaridad de la misma es que está construida en viaducto y viene precedida por otra estructura metálica de doscientos metros de longitud. Esta circunstancia es la que facilitará, en la segunda fase de urbanización, la permeabilidad entre las dos partes del barrio, separadas hasta ahora por una trinchera ferroviaria. Las pilas sobre las que se asienta el viaducto tienen una profundidad entre 35 y cuarenta metros para llegar a la roca.

Segunda fase de las obras

Hoy arranca la segunda fase de los trabajos, que consistirá básicamente en el desmontaje y demolición de la estación provisional, demolición de estructuras de Sierra de Aralar y Avenida Loiola, finalización de andén y fachada norte de la nueva estación, urbanización bajo el viaducto, desvío provisional y calle Urbia, así como la construcción de escaleras de acceso norte al colegio La Salle, que disfrutará de un acceso directo a la terminal

La actuación, cofinanciada por el Gobierno Vasco y el Ayuntamiento de San Sebastián, cuenta con un presupuesto de 20,9 millones de euros, de los que el Consistorio aporta 1,1 millones destinados exclusivamente a los trabajos de urbanización, para los que se ha contado con la opinión de los vecinos del barrio.

El proyecto de urbanización del terreno recuperado para usos ciudadanos y su financiación son fruto del acuerdo logrado por el Ayuntamiento donostiarra y el Ejecutivo autonómico en el seno de la comisión de seguimiento de las obras y proyectos del Metro de Donostialdea.

La segunda fase tiene una duración prevista hasta el próximo otoño, cuando se podrá comprobar la integración urbana del ferrocarril, lo que permitirá de manera definitiva dotar al barrio de Loyola de más de 10.000 metros cuadrados de nuevos espacios para la ciudadanía con zonas verdes, juegos infantiles o bidegorri.

Además, al construir la estación en viaducto, se ha logrado permeabilizar el acceso entre Ciudad Jardín y el resto del barrio, separado desde hace más de un siglo por las vías del tren.