Internacional:  Noticia de actualidad


Ha supuesto una inversión de 7.800 millones de euros

El pasado martes se inauguró oficialmente la nueva línea de alta velocidad Sud Europe Atlantique entre Tours y Burdeos que deja esta última ciudad a dos horas y cuatro minutos de París.


Inauguración oficial de la nueva línea de alta velocidad Tours-Burdeos, en Francia
 
 
 

(02/03/2017)  

La construcción de los 302 kilómetros de línea entre Saint Avertin y Ambarès et Lagrave, y de los 38 kilómetros de conexiones con los núcleos de población del suroeste francés, se ha llevado a cabo en seis años, incluyendo los estudios y proyectos, y se ha ejecutado con una fórmula de concesión. La puesta en servicio comercial está fijada para el 2 julio y SNCF ha previsto una demanda anual de unos veinte millones de viajeros.

En total, son 7.800 millones de euros, entre fondos públicos y privados, los que se han invertido en la línea, y otros 1.200 de fondos de SNCF Réseau para su integración con la red ferroviaria existente, con los mencionados 38 kilómetros de enlaces, puestos de control, la reordenación del nodo de Burdeos y la modernización de la estación de París Montparnasse. 

Con la nueva línea cuya velocidad máxima de operación será de 320 km/h, Burdeos quedara a cuatro horas y 36 minutos de Lile, y a cuatro horas y diez minutos de Toulouse. En paralelo, la entrada en servicio de esta línea liberará capacidad en la red convencional mejorando los tráficos TER y de mercancías en toda la región del suroeste francés.

Modelo de concesión 

La nueva línea se ha construido, se explotará y se mantendrá con un modelo de concesión pionero en Francia. La concesión hasta 2061 -seis años de proyecto y 44 de explotación- la otorga SNCF Réseau a favor de Lisea, compañía propiedad de Vinci Concessions (33,4  por ciento), Caisse des Dépôts (25,4), Meridiam (22) y Ardian (19,2 por ciento).

Desde julio de 2016 y hasta el pasado mes se febrero, se han llevado a cabo las pruebas dinámicas en la línea con circulaciones sucesivas desde los 160 km/h por hora hasta la velocidad máxima de explotación comercial de 320 km/h incrementada en un 10 por ciento.

La formación de los quinientos conductores que estarán autorizados para la línea se inició el 20 de febrero y terminará el 15 de junio, con dos trenes que harán tres viajes de ida y vuelta diarios, y sus correspondientes entradas en las estaciones de Angulema y Poitiers.