Infraestructuras:  Noticia de actualidad


El consenso alcanzado se centra en la redacción de los estudios informativos para las conexiones y nuevas infraestructuras

El ministro de Fomento, Iñigo de la Serna, y la Consejera de Desarrollo Económico e Infraestructuras, Arantxa Tapia, alcanzaron ayer en Madrid un acuerdo para desarrollar los accesos de la alta velocidad a las capitales vascas, así como los proyectos de las nuevas estaciones de alta velocidad en las tres ciudades.


Fomento y el Gobierno Vasco avanzan en la definición de los accesos y las nuevas estaciones de alta velocidad en las capitales vascas
 
 
 

(01/03/2017) El acuerdo alcanzado es fruto en gran medida del intenso trabajo previo en la definición de los proyectos desarrollado en los últimos meses -e intensificado en las últimas semanas- por los equipos técnicos de los gestores de infraestructuras ferroviarias Adif y ETS.

En el caso de Bilbao, el acuerdo contempla la redacción del estudio informativo de la conexión y la nueva estación de Abando. El proyecto contempla la construcción de una estación soterrada con vías en dos niveles. La desaparición de las actuales infraestructuras ferroviarias liberará más de 90.000 metros cuadrados posibilitando un nuevo desarrollo urbano de este entorno.

Para Vitoria se ha acordado la redacción del estudio informativo conjunto de la conexión de accesos entre Arrazua/Ubarrundia, soterramiento y nueva estación en el centro urbano.

En el caso de San Sebastián, se acordó la redacción del proyecto constructivo de la nueva estación. La nueva terminal de Atotxa se integrará en la arquitectura actual de la “estación del Norte” y el entorno del edificio histórico de Tabacalera, impulsando la intermodalidad entre diferentes medios de transporte.

 

 

Accesos a Bilbao y nueva estación en Abando

En el caso de Bilbao, los gobiernos central y autonómico han acordado redactar el estudio informativo de la conexión y de la nueva estación de Bilbao (Abando).

La conexión de la alta velocidad con la estación de Abando se hará a través de un nuevo túnel de 2,1 kilómetros de longitud en vía doble entre La Peña y Abando que, partiendo del final del tramo Basauri-La Peña, accederá cruzando las vías actuales bajo el túnel de Cantalojas, hasta emboquillar en el recinto de pantallas de la futura estación.

La nueva estación será soterrada, con vías en dos niveles: en el nivel -2 se situarán las ocho vías y los andenes de alta velocidad y en el nivel -1 las cinco vías y los andenes de Renfe Cercanías y las tres vías de la antigua Feve. En un único edificio se concentrarán todos los servicios de atención a viajeros, fomentando la intermodalidad e integrando los servicios de Cercanías, Feve y alta velocidad. La nueva estación propuesta se podrá poner en servicio por fases.

Con este proyecto se posibilita un nuevo desarrollo urbano sobre una parcela de 90.294 m2 de superficie, integrando los servicios ferroviarios y creando una nueva trama urbana de uso residencial y de equipamiento en el centro de la ciudad.

El diseño planteado consigue un rebaje de la cota superior de urbanización, lo cual mejora la integración de la parcela con las calles colindantes Hurtado de Amézaga y Bailén.

Accesos y nueva estación de Vitoria

El acuerdo alcanzado por ambos gobiernos en la capital alavesa se centra en la redacción del estudio informativo conjunto de la conexión de accesos entre Arrazua/Ubarrundia, el soterramiento y la nueva estación en el centro urbano.

En Vitoria la solución acordada define que la conexión de la nueva red de alta velocidad entre Arrazua/Ubarrundia y la nueva estación se realice a través de Arkaute y no por la zona de Lakua como se había propuesto hasta ahora. De este modo, siguiendo la obligación legal de sacar a información pública distintos proyectos, se plantearán tres alternativas y será el estudio informativo el que determine la alternativa final de conexión y definirá cuál es la opción con menor impacto medioambiental y más conveniente desde el aspecto técnico y el económico.

La primera alternativa, de 7,2 kilómetros de longitud, discurre soterrada al oeste de Arkaute e incorpora un túnel de casi 2 kilómetros. La segunda, coincidente con la anterior (oeste Arkaute) se plantea en superficie con viaductos. La tercera solución, de 8,7 kilómetros de longitud, se proyecta al este de Arkaute, en superficie y con viaductos, evitando totalmente la afección al humedal de Salburua.

Todas las propuestas de conexión convergen en un nuevo trazado soterrado que transcurre por el centro de la ciudad -entre Boulevard de Salburua y Portal de Castilla-,  de 2,9 kilómetros de longitud, que incluye una nueva estación soterrada a la altura de Dato.

En las últimas semanas los distintos equipos han trabajado en dos alternativas constructivas que determinarán la configuración final de la estación. Una de ellas discurre por una traza distinta de la actual, aunque muy próxima, planteando la zona de vías y andenes en profundidad, mientras que la otra plantea una solución soterrada por la traza actual, con la zona de vías y andenes en posición bajo rasante en la ubicación actual.

La Ley del Sector Ferroviario obliga a la redacción de un estudio informativo para la tramitación del nuevo trazado y en el desarrollo de este estudio se analizarán ambas soluciones con el objetivo de obtener un trazado en el que confluyan tanto las ventajas constructivas de la primera como las funcionales de la segunda, sin olvidar aspectos tan importantes como la posible liberación de suelos para aprovechamientos de la ciudad o la posibilidad de que la actual estación de Dato siga siendo vestíbulo de acceso para la alta velocidad, junto al nuevo acceso desde la Plaza Green Capital con posibilidad de conexión al aparcamiento de Iradier.

En cualquier caso, la nueva estación se caracterizará por su centralidad y accesibilidad para peatones y usuarios del transporte público.

Solución en San Sebastián

El acuerdo alcanzado entre los gobiernos Central y Vasco en el caso de San Sebastián se centra en la redacción del proyecto constructivo de la nueva estación.

Dicho proyecto contempla un nuevo y único edificio ubicado en la actual terminal de cercanías, si bien se mantiene la arquitectura de la fachada actual de la estación, integrándola dentro del nuevo edificio proyectado. Este edificio se plantea a pie de calle con altura de dos plantas, dejando a la vista la fachada del edificio de Tabacalera y creando una gran plaza (terraza) a la cubierta de la estación, con playas de vías y andenes.

La estación contará con un vestíbulo principal, desde el que se podrá acceder también a la nueva terminal de autobuses y a las dos plantas de aparcamiento. Se consigue de esta forma optimizar la intermodalidad y minimizar los recorridos de los usuarios de los diferentes modos de transporte público que confluyen en el emplazamiento.

Según la propuesta definida, los tráficos de media distancia (Intercity) y de larga distancia (en ancho estándar internacional) dispondrán de tres andenes centrales. Para acceder a los mismos, se propone un paso inferior que comunicará ambos niveles.

Por su parte, los tráficos de cercanías ocuparán las dos vías laterales (vías 1 y 6) que se plantean con ancho mixto y serán compartidas con los tráficos de mercancías. El acceso al andén será directo, al realizarse desde el vestíbulo principal.