Operadores:  Noticia de actualidad


Desde el 1 de febrero de 2016 hasta el 1 de febrero de 2017 se ha registrado un incremento de la demanda del 24 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior

Un millón de viajeros ha utilizado los servicios de Larga Distancia –Alvia y Trenhotel– entre Galicia y Madrid durante los últimos doce meses, periodo en el que estos trenes circulan por el tramo de 98 kilómetros de vía de altas prestaciones entre Olmedo y Zamora. La cifra representa un incremento del 24 por ciento respecto al mismo periodo del año anterior.


Los servicios Galicia-Madrid han transportado un millón de viajeros en el primer año del Plan Galicia
 
 
 

(10/02/2017) La mayor parte de los viajeros –el 94,7 por ciento– utilizó los servicios Alvia diurnos, frente al 5,3 por ciento que usó los servicios nocturnos del Trenhotel. Esta importante subida coincide con el primer aniversario del Plan Galicia, que supuso la reducción de tiempos de viaje entre Galicia y Madrid, al aprovechar las ventajas de circular por el tramo de vía de alta velocidad entre Olmedo y Zamora, a partir del 1 de febrero de 2016.

El Plan Galicia, implantado hace un año, implicó un incremento del cien por cien en el número de frecuencias diarias entre la comunidad gallega y Madrid. Los servicios ferroviarios que conectan Galicia y la capital pasaron de cuatro por sentido -tres diurnos y uno nocturno- a siete por sentido –seis diurnos y uno nocturno–, duplicando las posibilidades de realizar viajes diurnos entre las dos comunidades.

Renfe mejoró los servicios aprovechando la puesta en servicio del tramo de 98 kilómetros de vía de altas prestaciones entre Olmedo, Medina del Campo y Zamora. El Plan Galicia 2016 supuso la mejora de los tiempos de viaje en la relación con Madrid entre veinticinco y treinta minutos, al mismo tiempo que se incrementaron las frecuencias con las capitales de provincia gallegas y las paradas intermedias y permitió viajar, por primera vez, en el mismo día a Madrid gracias al tren con salida de Santiago a las 5.15 horas y llegada a Madrid a las 10.23 horas, y en sentido inverso desde Madrid a las 18.50 horas y llegará a Santiago a las 23.59 horas.

 

Además, Renfe aprobó, a finales del 2016, una inversión de 1.042.075 euros para la instalación de enchufes de un total de 42 trenes, entre ellos los Alvia 730 que actualmente prestan este servicio, lo que ha supuesto dar respuesta a una de las demandas más recurrentes por parte de los usuarios de estos trenes.

Incremento de la demanda

Durante el primer año de implantación del Plan Galicia, la evolución del número de viajeros ha sido muy positiva. Así, la relación Santiago–Madrid es la que ha registrado un mayor aumento de la demanda, con 188.070 viajeros, lo que supone un incremento del 42 por ciento frente al año anterior. Esta conexión se ha beneficiado del plan de enlaces con aquellos trenes que circulan por Orense con destino Vigo y Pontevedra. En concreto, 27.900 personas han utilizado la red de servicios integrados (Alta Velocidad/Larga Distancia entre Madrid–Orense y Avant entre Orense–Santiago/La Coruña).

La relación Madrid–Ourense ha tenido un incremento del 20 por ciento durante los últimos doce meses, con un volumen de 166.000 usuarios. Es la única población de Galicia que se aprovecha directamente de las seis frecuencias diarias y se ha convertido en un punto logístico para la oferta integral (servicio comercial + servicio público) a otras poblaciones como Lugo, Santiago o La Coruña.

Los trenes Madrid–La Coruña alcanzaron un incremento del 16 por ciento, finalizando este primer aniversario con 123.672 viajeros, de los cuales 33.732 utilizaron el servicio de enlace en Orense. En cuanto a la relación Madrid–Lugo, con 12.939 viajeros, experimentó un incremento del 16 por ciento, manteniendo una tendencia de crecimiento del 20 por ciento desde septiembre 2016.

Los servicios Madrid–Vigo –con 96.400 viajeros y un incremento del 5 por ciento– y Madrid–Pontevedra –con 46.100 viajeros y un incremento del 9 por ciento– continúan con un crecimiento regular desde el verano. Ambas ciudades tienen un número elevado de enlaces en la estación de Santiago de Compostela, aprovechando la opción de movilidad que ofrecen los servicios integrados Alta Velocidad/Larga Distancia + Media Distancia a través del Corredor Atlántico.

Madrid–Ferrol es la relación que en el acumulado registra una desviación negativa del 3 por ciento –22.538 viajeros frente a 23.117. Sin embargo, ha habido un cambio en la tendencia desde el mes de octubre 2016, con crecimientos positivos en noviembre –un 14 por ciento más–, diciembre –con un 7 por ciento más– y enero –+11 por ciento.

En cuanto a los títulos de viaje, un 37 por ciento de los viajeros de los servicios Galicia–Madrid utilizaron tarifas promocionales, un 1,3 por ciento Carnet Joven para menores de veintiséis años y un 14,1 por ciento la Tarjeta Dorada, es decir, más de un 52 por ciento de los usuarios se benefició de la política de precios dinámicos en este primer año de funcionamiento, lo que ha supuesto la posibilidad de llegar a todo tipo de públicos.