Operadores:  Noticia de actualidad


En 2016 ha registrado cerca de 2,7 millones de usuarios, un 2,2 por ciento más que en el año anterior

Desde su puesta en funcionamiento, en abril de 2015, 5,1 millones de viajeros han utilizado el Eje Atlántico de alta velocidad. En 2016, los servicios de este eje registraron 2,7 millones de usuarios, lo que supone un incremento del 2,2 por ciento respecto al año anterior.


Más de cinco millones de viajeros han utilizado el Eje Atlántico desde su puesta en servicio
 
 
 

(30/01/2017) A estos datos hay que añadir la evolución de los viajeros de los servicios Avant, que se han incrementado en un 46,9 por ciento en el cierre provisional de 2016, pasando de 445.000 viajeros en 2015 a 653.000 en 2016. Además, los servicios comerciales Madrid–Galicia han crecido un 16,5 por ciento en 2016 respecto a 2015, alcanzando ya los 958.000 viajeros.

Respecto al tráfico de mercancías, el Eje Atlántico ha registrado 1,6 millones de toneladas de mercancías transportadas, con una densidad media de circulación de 1.700 circulaciones en el año 2016.

Eje Atlántico

Los datos fueron aportados por el secretario de Estado de Infraestructuras, Transporte y Vivienda, Julio Gómez-Pomar, durante una jornada sobre la vertebración ferroviaria de la Eurorregión celebrada el pasado 26 de enero en Vigo. En su intervención, Gómez-Pomar recordó que el presupuesto del Grupo Fomento destinado a Galicia en el período 2012-2016 ascendió a 8.400 millones de euros, de los que en torno a la mitad fueron destinados al ferrocarril, y concretamente, más de ochocientos millones de euros, se dedicaron a las obras del Eje Atlántico.

El secretario de Estado señaló que el Eje Atlántico se ha convertido en uno de los ejes estratégicos de progreso en la Cornisa Atlántica, ya que sus 155 kilómetros de longitud, entre Vigo y La Coruña, discurren por las zonas de mayor densidad de población y principales núcleos industriales de Galicia. La población de su área de influencia es de aproximadamente dos millones de habitantes, es decir en torno al 70 por ciento de la población gallega.

Desde la puesta en servicio del tramo entre Santiago de Compostela y Vigo, en abril de 2015, este trayecto se realiza en cincuenta minutos, mejorando en 45 minutos el tiempo de viaje existente antes de su entrada en funcionamiento. En cuanto al trayecto La Coruña–Vigo, actualmente el recorrido se realiza en una hora y veinte minutos, acortando el tiempo de viaje anterior en cincuenta minutos y Vigo–Pontevedra se realiza en tan sólo catorce minutos.