Internacional:  Noticia de actualidad


La flota, integrada por un mínimo de sesenta trenes, prestará servicio en la futura línea Londres-Birmingham

El departamento de Transporte de Reino Unido ha anunciado el próximo lanzamiento de una licitación para encontrar una empresa que diseñe, construya y se ocupe del mantenimiento de una flota de trenes HS2 en un contrato por un valor de más de 3.200 millones de euros.


(26/01/2017)  

El inicio de este proceso de licitación es el punto de partida para desarrollar un nuevo servicio de ferrocarril que transportará  a más de trescientas mil personas diariamente permitiendo la interconexión en alta velocidad, de dos de las grandes ciudades británicas.

Las previsiones de adjudicación del contrato, presupuestado en más de 3.200 millones de euros, apuntan a finales de 2019 como fecha límite con la intención de que el nuevo servicio pueda estar operativo en 2026 en su primera fase entre Londres y Birmingham, cuyas obras van a comenzar en el presente ejercicio.

Características

Está previsto que los nuevos trenes alcancen una velocidad de 350 kilómetros por hora y tengan capacidad para transportar a más de mil viajeros. En cuanto a las características concretas de los trenes , el comunicado de departamento de transportes indica que el proyecto exige que los trenes dispongan de los máximos estándares de fiabilidad, confort, reducción de ruidos y sostenibilidad.

El mantenimiento de los trenes, que corresponderá también al adjudicatario además del diseño y la construcción, se llevará a cabo, según las previsiones, en los talleres situados a las afueras de Birmingham, donde también se encuentra el centro de control de la línea.

Impulso económico

La creación de puestos de trabajo  y el consecuente aumento de las habilidades y conocimientos en el sector ferroviario, es un factor destacado en el lanzamiento de la licitaciòn por parte del departamento de transportes británico. Según este departamento, el desarrollo del proyecto HS2 traerá la creación de 25.000 puestos de trabajo y generará 2.000 programas de aprendizaje.

Tanto la construcción como el mantenimiento de los trenes facilitará la creación de empleo lo que, a juicio del gobierno, supondrá una gran oportunidad de desarrollo para las empresas y proveedores británicos. En el futuro, se podrán añadir otros contratos complementarios para el suministro de trenes para la segunda fase del proyecto, prevista para 2033, que conectará Manchester y Leeds.