Infraestructuras:  Noticia de actualidad


Se está desmontando el cuarto y último vano de esta estructura singular, lo que permitirá el paso del metro bajo el centro histórico de la ciudad

La demolición del tablero norte del Puente de Tetuán para la ejecución del paso del metro de Málaga bajo el centro histórico de la ciudad aborda su fase final. El consorcio empresarial Atarazanas, responsable del tramo que discurre entre Guadalmedina y la Alameda Principal, ha iniciado ya el operativo para desmontar el cuarto y último vano. A continuación, y durante el mes de febrero se procederá a la demolición de las pilas y estribos que sostienen el puente, lo que permitirá afrontar la ejecución del túnel bajo el lecho del río Guadalmedina.


La demolición del puente de Tetuán por las obras del Metro de Málaga afronta su fase final
 
 
 

(20/01/2017) El desmontaje de este último vano se ha tenido que reprogramar para adaptarse al ritmo de ejecución de las pantallas de la zona de la Alameda Principal adyacente al puente de Tetuán, así como a la ejecución de las contenciones provisionales que, por motivos de seguridad, se han tenido que acometer para una demolición óptima de los estribos de esta estructura que salva el río Guadalmedina.

Una vez concluido, durante los próximos días, el desmontaje del último vano del tablero norte del puente Tetuán, el consorcio Atarazanas acometerá en febrero la demolición de los elementos que soportan el puente -pilas y estribos- con las que finalizará la retirada de esta estructura. Tras esta operación se despejará la zona para poder ejecutar las pantallas que conforman el túnel bajo el lecho del río Guadalmedina. El tablero norte se restituirá cuando concluya la ejecución de los muros pantallas y de la losa de cubierta que conformarán la estructura lateral y superior del túnel.

Estas tareas se simultanearán con la extracción de los pilotes de cimentación de dicha estructura, y en paralelo, también, con el inicio de la ejecución de las primeras pantallas bajo el lecho del río Guadalmedina, fase que se abordará ya a partir de marzo. Con carácter previo, el consorcio Atarazanas realizó durante el pasado año, una prueba de extracción de pilotes de dicha cimentación, con resultado satisfactorio.

En relación a los trabajos de acondicionamiento del lecho del río Guadalmedina para poder afrontar la ejecución de pantallas, se está conformando desde el último trimestre del pasado año una plataforma, cuya ejecución se encuentra ya muy avanzada, donde se instalarán las máquinas pantalladoras, empleando para su configuración materiales de la propia demolición de la obra, protegidos mediante escollera.

Las obras de infraestructura, superestructura de vía y urbanización del tramo Guadalmedina-Atarazanas tienen un presupuesto vigente de veintiocho millones de euros para la construcción de un túnel de casi trecientos metros de longitud lineal y una estación, denominada Atarazanas.

Ejecución del túnel

Los primeros trabajos arrancaron en mayo de 2015, con las labores de inspección de edificios adyacentes a la traza. Posteriormente, y hasta el mes de noviembre de ese 2015, se abordó la planificación, coordinación e implantación de los desvíos alternativos del tráfico rodado en este eje neurálgico, para poder simultanear las obras con el tránsito de vehículos por trayectos alternativos.

Una vez delimitada la zona de obra con los cerramientos e instalados los equipamientos necesarios para acometer la construcción, durante 2016 los principales avances se han centrado en las tareas de desvío y reposición de servicios afectados, excavación y protección arqueológica, así como la ejecución de los primeros muros pantalla, a partir de junio de 2016, tarea que presenta ya un nivel de ejecución en la zona de la Alameda Principal del 56 por ciento.