Material:  Noticia de actualidad


Operarán las líneas D y E de la red de SNCF en la región de la capital francesa

El consejo de  administración de los Ferrocarriles Franceses, SNCF, ha aprobado el contrato adjudicado en julio de 2016 con el consorcio Alstom-Bombardier para la renovación del material rodante  e las líneas D y E de la red “Francilien” en la región de París.


(18/01/2017)  

El contrato estima la incorporación de un total de 255 trenes, 125 para el RER D y 130 para el RER E, con un montante global en torno a los 3.750 millones de euros que se convierte en el mayor de los financiados por el Sindicato de Transportes de la Región de París.

El contrato permitirá sustituir trenes con más de treinta años de antigüedad a partir de 2021, con unidades más seguras, fiables y confortables que permitirá, además reordenar  la red RER, pasando un 15 por ciento del tráfico de la línea A a la E ampliada, que estará lista en 2022 hasta Nanterre y en 2024 hasta Mantes la Jolie.

Los trenes

El primer pedido, ya en curso, incluye 71 trenes, 56 de 112 metros y quince de 130, por un importe global de 1.550 millones de euros en los que se incluye el diseño y la industrialización de la serie y su homologación.

Estos trenes de paso continuo se han concebido para zonas de alta demanda, con puertas anchas que permiten mayor fluidez a la bajada y subida de viajeros y tres áreas de estancia distintas en función del tiempo de  os trayectos de cada viajero.

Así, las zonas de las plataformas junto a las puertas se destinan a trayectos cortos tipo metro, las zonas del piso inferior, plazas de pie y sentadas para trayectos inferiores a veinte minutos, y las del piso superior con un espacio más confortable y similar al de los trenes regionales para trayectos más largos.

Los coches extremos son accesibles a sillas de ruedas y cuenta con espacios reservados para ellas. Las unidades basadas X´Trapolis de Alstom podrán transportar hasta 1.860 pasajeros en su versión de 130 metros, con un consumo de energía un 25 por ciento inferior a la de los trenes de generaciones precedentes. Cuentan con ocho bogies motores, alta capacidad de aceleración y deceleración y freno regenerativo.

Consorcio

Alrededor de 2.000 personas trabajarán en este proyecto en el consorcio Alstom y Bombardier , de ellas 550 ingenieros.

La factoría de Alstom en Valenciennes será responsable de la gestión del proyecto, la concepción, la validación, las pruebas  y la puesta en servicio además de construir los  vehículos extremos e integrar los trenes. La factoría de Bombardier en Crespin se encargará de la concepción y la fabricación de los  coches intermedios. También colaborarán con distintos componentes y sistemas las fábricas de Alstom en Reichshoffen, Ornans, Le Creusot, Villeurbanne, Tarbes, Petit Quevilly y Saint Ouen.