Aficionados:  Noticia de actualidad


Adiós a uno de los mejores divulgadores de nuestro ferrocarril en los 60 y 70

A los 86 años, ha fallecido en Barcelona, su ciudad natal, uno de los grandes de la divulgación ferroviaria, Manuel Maristany, Nacido en 1930, fue un hombre inquieto, aventurero, deportista, abogado, escritor, fotógrafo y, sobre todo, enamorado del tren. Como tal, en los años 70 y 80 fue en Vía Libre una de sus grandes firmas.


Falleció el fotógrafo y divulgador ferroviario Manuel Maristany
 
 
 

(07/06/2016) Su apellido, famoso en el mundo del ferrocarril, Maristany, condicionó su historia. El famoso Eduardo Maristany, su abuelo, fue presidente de MZA y bajo su mano se caló la épica obra del túnel de la Argentera, que le convirtió por decreto real en Marqués de la Argentera. El título no lo heredaría de su abuelo, pero si su pasión por el tren,  que si bien estuvo latente en su infancia y adolescencia, le afloró con fuerza una noche en Mora la Nova, viendo aparecer una vaporosa entre humos. Aquel día quedó prendado del vapor ferroviario que se acercaba a sus desaparición e España, y se echó a las cunetas de mil y una vías a ejercer de cazador de trenes y dejar recuerdo gráfico de esos gigantes.

Por decenas de miles se cuentan las fotos de la época predigital que Maristany publicó a lo largo de su vida. Y fueron tantas, y de tanta calidad, que el mundo editorial se interesó por su trabajo e inició una rica y fecunda carrera como fotógrafo y divulgador. Porque si buenas eran las fotos, igualmente buenos eran los textos que las acompañaban. “Adiós viejas locomotoras” fue su primer título,  editado en 1973. No mucho más tarde fueron llegando otros trabajos a sus editores. De esos años 70, de los 80 y luego los 90 fueron estas obras:

 

Presentando  "Máquinas, maquinistas y fogoneros" en la
FFE 1985
  • Adiós viejas locomotoras (Casademont, 1973)
  • Carrilets de España y Portugal Volúmenes 1 y 2 (Casademont, 1974)
  • Los Pequeños Trenes Españoles (Fundación de los Ferrocarriles Españoles, 1978)
  • Máquinas, maquinistas y fogoneros (Fundación de los Ferrocarriles Españoles, 1985).
  • Els Carrilets de Catalunya (Terra Nostra/Nuevo Arte Thor, 1987)
  • Viajes y reportajes (Fundación de los Ferrocarriles Españoles,1988)
  • Los últimos gigantes (MTM/ATEINSA, 1989)
  • Un Siglo de Ferrocarril en Cataluña ( Ed. Barcelona, 1992)
  • Los Ferrocarriles Vascongados y sus ilustres ramales ( Ed Doble Tracción, 1995)
  • Mis pequeños trenes (Ed. Juventud, 2000).
  • La Epopeya de los directos (Maquetren, 2004)

 

 

En Vía Libre, Manolo estableció un compromiso con sus seguidores y en los años 80 se multiplican sus trabajos, con artículos seriados sobre grandes trenes, obras, trazados… Además de la imagen estática, también se atrevió con la imagen en movimiento, dando vida a algunos de sus trabajos editoriales. Así realizó “Adiós Viejas Locomotoras”, ”Los Últimos Gigantes”, “El Correo Ripoll Puigcerdá” “Diesel On The Sierra” y “ Lluvia y Sol en el Vivarais”.

Maristany, Manolo como le gustaba ser llamado, también coqueteó con la literatura, y fue publicando relatos de viaje, de deporte, e incluso ejercicios de brillante narrativa como fue la novela “La enfermera de Brunete” hace unos diez años.

Deja un legado espectacular de fotografías de los últimos años del vapor en España. Siempre lamentó no haber arrancado unos pocos años antes en esta afición, pero el mundo ferroviario siempre será deudor de sus obras, sus testimonios, sus chispeantes recuerdos, su genialidad. Descanse en paz.